Denuncia de un grupo de padres

Una auxiliar trabaja con muletas en el Materno tras recibir el alta de la Inspección Médica

La trabajadora, que trata a diario con bebés, pide la revisión de su caso y que finalicen sus pruebas diagnósticas

28.10.2013 | 14:23
Consuelo García, auxiliar de enfermería intenta hacer una cuna con la ayuda de una de sus compañeras.
Consuelo García, auxiliar de enfermería intenta hacer una cuna con la ayuda de una de sus compañeras.

Un grupo de padres que repiten visita en el Materno Infantil de Málaga durante la semana se quedan de piedra cuando comprueban que una auxiliar de enfermería de 62 años del Materno tiene que trabajar con muletas a pesar de las lesiones que presenta. Tras conocer su historia, deciden poner el caso en conocimiento de este periódico, que finalmente consiguió localizar ayer a la enfermera antes de entrar en el turno de tarde-noche, que comenzaba a las 15.00 horas.

Consuelo García, que lleva trabajando la mitad de su vida en ese hospital desde su inauguración hace ya 31 años, llega con muletas a su puesto de trabajo, donde todo el mundo la conoce como Chelo y donde sufrió un accidente laboral en agosto que le provocó lesiones en rodilla, brazo y hombro izquierdos y por las que ha presentado alegaciones contra un alta médica que, según indica el escrito, Inspección Médica le ha impuesto sin la supervisión del especialista en traumatología y con pruebas diagnósticas pendientes.

«La lesión de la rodilla se ha complicado un poco por una artrosis», asegura Chelo antes de explicar su accidente. Según la auxiliar de enfermería, ella y una compañera hacían el turno de tarde en la planta de lactantes cuando el trabajo se les acumuló. «Mi compañera atendía a un niño con convulsiones cuando otra madre reclamó mi presencia llamando insistentemente al timbre. Al final sólo se trataba de un cambio de suero, pero pensando que era urgente corrí y me caí», recuerda Chelo, que lo primero que hizo es acudir a Urgencias del propio Materno y posteriormente a Carlos Haya. Su médico de cabecera le firmó una baja a la espera de pruebas más exhaustivas. Según Chelo, el proceso se complica en el Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) «porque el traumatólogo sólo hace consulta una vez al mes y acumula un retraso de más de un año, por lo que la remitieron de nuevo a Carlos Haya, donde el especialista pide nuevas placas».

Sin embargo, Chelo asegura que estas pruebas no se habían realizado cuando la Inspección Médica la citó el pasado 15 de octubre en las instalaciones de la calle Córdoba. «Me atendió un inspector al que le entregué las peticiones del especialista, y sin comentarme nada del alta me emplazó a acudir al médico de cabecera que tenía concertada para el martes 22 de octubre», asegura Chelo, quien todavía muestra una gran sorpresa cuando recuerda cómo este último le comunica que Inspección le había dado el alta dos días antes (domingo) y que debía incorporarse inmediatamente al trabajo, cosa que lleva haciendo desde el miércoles. «Hasta ahora me ha sido imposible hacer mi trabajo porque necesito las muletas para caminar. No puedo coger niños, ni dar medicación o simplemente hacer una cuna», explica la auxiliar, que añade que la supervisora de su unidad es testigo de su situación y que su trabajo lo tienen que desempeñar sus tres compañeras de turno.

Chelo sólo pide ahora que la Inspección valore de nuevo su caso y que le concedan la permanencia en periodo de incapacidad laboral transitoria, ya que actualmente «me es imposible realizar mi actividad».

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine