La limpieza tras la huelga

El Ayuntamiento recurre a FCC y a los domingueros para recoger la basura

La contratación de FCC, socio privado de Limasa, desata la polémica. Ciudadanos considera "poco ético" que "hagan negocio con la huelga" – El Ayuntamiento contrata camiones de FCC de Lepe y Valverde del Camino – Dura reacción del comité de empresa, que acusa al alcalde de "llenar los bolsillos de sus socios privados" y de desmerecer a la plantilla

17.03.2016 | 00:16
Basura acumulada en la Luz.

Los datos

  • Limasa dice que han recogido el 69% de los residuos
    El 69% de los residuos orgánicos acumulados en el entorno de los contenedores desde la finalización de la huelga ha sido ya retirado por la empresa de limpieza Limasa. Hasta las 8 horas de ayer martes quedaban pendientes de recoger 2.704 toneladas de residuos de origen domiciliario. Se calcula que los servicios externos que intervendrán en el dispositivo de limpieza puedan retirar unas 500 toneladas de basura diaria.
  • Empresas de fuera y personal eventual se unen a las tareas
    Limasa dice que reforzó su dispositivo habitual de recogida con 428 operarios y 82 vehículos, haciendo un total de 575 operarios y 156 vehículos dedicados exclusivamente a la retirada de la basura. El lunes también se incorporó al dispositivo la empresa FCC, que ayer trabajó con dos camiones de carga trasera, así como la empresa Construcciones Federico García y Franisa, a las que ayer tarde se sumaron también vehículos aportados por Tragsa (3 equipos por la tarde) y el Consorcio Provincial de Residuos Urbanos (1 vehículo por la tarde y 2 por la noche). Está previsto que, a partir de hoy, Limasa sume la participación de personal fijo a tiempo parcial en plantilla de la empresa.
  • Seis zonas
    Ayer se centraron en seis zonas: El Palo, Capuchinos, Mármoles, Miraflores de los Ángeles, Carlos Haya y Ronda Intermedia. Los equipos que entrarán de refuerzo externo serán asignados a otras zonas en las que aún está pendiente la retirada de los residuos apilados en Ayala, Góngora, Parque Litoral, Teatinos, Carlinda, Camino de San Alberto, avenida de Carlos Haya y Martínez Maldonado.

­El Ayuntamiento de Málaga y la dirección de Limasa equivocaron sus cálculos en relación a los días que podían tardar en recoger la basura acumulada tras los diez días de huelga. Calcularon y anunciaron que para el miércoles (hoy) todas las calles estarían limpias y la realidad, pese a los esfuerzos de la plantilla y las contrataciones externas, se ha encargado de demostrarles que se necesita más tiempo y, sobre todo, más manos para recuperar la normalidad en las calles. Esta se recuperará mañana, toda vez que el Consistorio lo haya anunciado hoy, avanzando que esta noche se completará el 95% de la recogida pendiente tras 11 días de huelga. De este modo, se habrán retirado los residuos en toda la ciudad a excepción de las urbanizaciones en el entorno de El Limonar, diseminados de la zona Este, Campanillas, Churriana y Puerto de la Torre y la zona de Los Montes (carretera de Colmenar y sus inmediaciones). Estos puntos, que suponen aproximadamente el 5% que resta para la recogida total, se terminarán mañana jueves.

En estos momentos están trabajando en la ciudad, dentro del refuerzo iniciado ayer para acelerar la recogida, 24 pulpos (20 externos y 4 de Limasa) asistidos por 17 camiones (11 externos y 6 de Limasa), además de seis recolectores extra (de FCC).

Hoy miércoles, el servicio de recogida de basura continuará con la retirada de los residuos acumulados en: Candado, Pedregalejo, Cerrado Calderón, La Torrecilla, El Rocío, La Araña, Limonar, Puertosol, Las Morillas, Francisco López López, Camino de Colmenar, Haza Onda, Vistafranca, Federico García Lorca, Ciudad Jardín, Palmilla, Huerta Alta, Sánchez Albarrán, Cortijillo Bazán, Carlinda, San Martín, Castañetas, Carretera de Los Núñez, Hacienda Segovia, Santa Rosalía, Frigiliana, Palma del Río, Carretera Coín, avenida Molière, Alcalde Joaquín Alonso y Unión Mercantil. En los polígonos industriales se va a mantener el servicio de recogida orgánica habitual.

De forma paralela a la recogida, se va a proceder a lo largo de todo el día de hoy al baldeo de las aceras mediante el uso de redes de baldeo y vehículos cuba, que van a iniciar su recorrido en las siguientes calles para después continuar en ese entorno: Paseo de Reding, Arenal, Gutenberg, Keromnes, General Torrijos, Deva, Puerto Oncala, Imperio Argentina, Aragonito, Escritor Atienza Huertos, Carril del Molino, Cartaojal, Praga, Ronda Saliente, Maestro Tomás Bretón, Tomás Heredia, Leopoldo Alas "Clarín", Puerto, plaza de la Constitución, calle Císter, Muro de San Julián, plaza de Las Flores, Salinas, plaza de La Marina, Cisneros, Postigo de los Abades, Carretería, Frailes y Compás de la Victoria.

La presión les ha venido también de los distritos donde los ciudadanos llevan desde el viernes esperando ver sus aceras limpias y tras pasar el fin de semana todo seguía casi igual ayer. En estos días están siendo una cascada continua de voces vecinales las que reclaman más diligencia y premura en el adecentamiento de la ciudad.

Para tratar de aligerar esos plazos que sitúan ya la normalidad ciudadana en el viernes, el Ayuntamiento ha tomado una decisión polémica y controvertida que ya ha originado críticas.

De esta manera mientras el Ayuntamiento, con buen criterio, se ha negado a conceder a los trabajadores de Limasa horas extras para compensarles por los días perdidos de huelga, ha decidido contratar a la empresa Fomento de Construcciones y Contrata (FCC) con objeto de participar en el servicio de refuerzo para retirar la basura acumulada en las calles de Málaga.

«Hacer negocio con la huelga». Y es que FCC es el socio privado mayoritario en Limasa, por lo que su contratación ha sido entendida en la plantilla y entre los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento como una decisión «desafortunada» y un intento de «favorecer» a esta empresa que, al igual que las otras dos, se ha mantenido al margen del conflicto.

En concreto, el Ayuntamiento ha contratado dos camiones de recogida de carga trasera de FCC a los ayuntamientos de Lepe y de Valverde del Camino, ambos con alcaldías del PP y en el caso de Valverde, su alcaldesa Dolores López es a su vez la número dos del PP de Andalucía. También otros camiones de FCC trabajaban la noche del lunes en la recogida de residuos como muestra la foto de la calle Cómpeta.

El concejal de Medio Ambiente y responsable de Limasa, Raúl Jiménez, en declaraciones a la Cadena Ser, se justificaba señalando que «es que los socios de Limasa, Sando, Urbaser y FCC, tienen el servicio de limpieza de más del 80 por ciento del país, no hay otras empresas, tenemos que recurrir a esos profesionales». El Ayuntamiento ha recurrido también a otras empresas como Construcciones Federico García y Framisa, así como Tragsa y el Consorcio Provincial de Residuos Urbanos, ofrecidos por la Diputación. FCC cobrará, según Jiménez, 97 euros por hora nocturna.

La contratación de FCC ha «indignado también a los eventuales de Limasa, «que estamos aquí en nuestras casas mano sobre mano y solo nos han contratado el domingo», según el comentario de uno de ellos.

Las críticas mayores vinieron de parte de algunos grupos de la oposición municipal, especialmente de Ciudadanos. Su portavoz, Juan Cassá, señalaba que le parece, «cuanto menos, poco ético» recurrir a una de las empresas privadas de Limasa para que hagan negocio con la huelga». Cassá recordó que ellos están de acuerdo con que los trabajadores que han hecho la huelga no recuperen el importe perdido con horas extras, «pero no nos parece en absoluto de recibo que sea el socio privado mayoritario de Limasa, FCC, quien se lleve el importe de esta recuperación del trabajo perdido», y más aún teniendo en cuenta, insistía Cassá, que FCC y los otros privados «se han desentendido del conflicto y se han borrado de las negociaciones».

Rincón dijo no. Por su parte, la portavoz socialista, María Gámez, señalaba que si mal se ha gestionado la huelga, «peor se está gestionando la retirada de basuras, ya que el problema que tiene la ciudad para poner en orden su limpieza es que la propia empresa mixta donde están los socios privados y el Ayuntamiento tienen toda la flota en muy mal estado, anticuada y estropeada, con lo que resulta materialmente imposible poner en marcha el servicio extraordinario que necesita la ciudad tras una huelga como la que hemos tenido».

El Ayuntamiento de Málaga habría tratado también de contratar camiones de basura en municipios más cercanos, como Rincón de la Victoria, sin conseguirlo.

Al menos eso denunciaba ayer el presidente del PP de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, al criticar que la alcaldesa, la socialista Encarnación Anaya, y el concejal de Medio Ambiente, el andalucista José María Gómez, «han impedido que Limasa contrate tres camiones municipales para reforzar la recogida de basura tras concluir la huelga».

Salado se mostró «muy sorprendido» al saber que el Ayuntamiento de Rincón se ha negado a tal solución, «como si pretendiera que Málaga siguiera sucia el máximo tiempo posible».



El comité de Limasa reacciona. Los más duros con la decisión del Ayuntamiento de la capital de contratar vehículos y personal de FCC fueron los propios trabajadores de Limasa a través de su comité de empresa.

En una nota enviada a los medios de comunicación, el comité de empresa señala que no entiende que se contrate a vehículos y operarios de otras ciudades, Lepe y Valverde del Camino, para acelerar la recogida de la basura «mientras no se ha contado aún con el personal eventual e indefinido a tiempo parcial que pueden realizar esas labores en Limasa, así como de camiones con cajas abiertas y tractores que agilizarían mucho el proceso de recogida manual junto a los contenedores».

Esta última apreciación del comité se ha realizado sin saber que la empresa ha anunciado que, a partir de hoy, suma además a su dispositivo habitual la participación de personal fijo a tiempo parcial en plantilla de la empresa. 

Aún así, el comité señala que la tardanza en la recogida de la basura se debe a varios factores como que no se cuenta con medios técnicos suficientes, pues hay «una flota de vehículos recolectores y compactadores muy justa debido a la falta de inversión que el Ayuntamiento debió de haber realizado hace unos años y que no hizo y es por ello que la flota de este tipo de vehículos es muy justa y vieja».

Los representantes de los trabajadores consideran que la única explicación que existe es que la «empresa prefiere llenar los bolsillos de FCC, aun suponiendo un coste superior a lo que supondría que lo hiciera Limasa» y advierten, además de que la medida no es eficaz «porque han traído camiones que no son compatibles con el sistema de contenedores que tenemos en Málaga».

«Parece que a nuestro alcalde le gusta desmerecer las cualidades de Limasa y de sus trabajadores distrayendo las miradas de los ciudadanos hacia nosotros, mientras llena los bolsillos de sus socios privados, que vendrán mañana a por sus beneficios y la famosa asistencia técnica, asumiendo el concejal que supone el triple de coste que si lo hicieran los trabajadores de Limasa», señalan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine