Vivienda

El IMV comprará doce viviendas para familias sin recursos o desahuciadas

Destinará 750.000 € para adquirir estos inmuebles, que se ofrecerán con un alquiler bajo

05.04.2016 | 05:00
Las viviendas estarán disponibles para alojar temporalmente a familias desahuciadas.

La Sareb cederá otras 11 viviendas para alojamiento social.

El Ayuntamiento de Málaga invertirá 750.000 euros en la compra de viviendas que se destinen a familias en riesgo de exclusión social y como alojamientos transitorios y de urgencia en casos de
desahucios.

El concejal de Vivienda, Francisco Pomares, explicó que el Consejo Rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) de la próxima semana llevará esta propuesta para su aprobación, cumpliendo así la tercera convocatoria de compra de viviendas.

El objetivo de este plan de compra de viviendas es adquirir inmuebles con un mínimo de dos dormitorios, cocina, baño y salón, así como ser accesibles. Tanto las viviendas como las zonas comunes del edificio tendrán que estar en buen estado de conservación, habitabilidad y accesibilidad. El IMV priorizará la compra de viviendas en edificios que no tengan una antigüedad superior a los 50 años, no pudiendo superar el coste de la vivienda los 60.000 euros. Esto permitirá la adquisición de un mínimo de 12 viviendas, que se incorporarán al parque municipal de viviendas para atender casos de extrema necesidad.

Con esta nueva edición, el Ayuntamiento habrá invertido un total de 2,3 millones de euros a esta iniciativa, 500.000 euros en el año 2014; 1.080.000 euros en 2015; y los 750.000 euros de este ejercicio. Esto ha supuesto que ya se hayan incorporado 32 viviendas, a las que se sumarán al menos otros 12 inmuebles.

Para gestionar este plan de compra, el IMV creará una mesa de contratación específica y una oferta pública de adquisición de vivienda a través de un concurso. Se abrirá un plazo de presentación de ofertas y dicho órgano valorará las ofertas de viviendas presentadas.

Las viviendas ofertadas serán revisadas para comprobar su estado y el cumplimiento de los requisitos establecidos antes de concretar su compra.

Estas viviendas se ofrecerán a familias en riesgo de exclusión social a través del Plan FRES en régimen de alquiler social, con una mensualidad de entre 75 y 150 euros. Además, una parte se reservará como alojamiento transitorio y de urgencia para casos de desahucios, siendo gestionadas por el área de Derechos Sociales y las ONG a través de la Puerta Única.

Convenio con la Sareb. El consejo rector del IMV también llevará para su aprobación un convenio con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido como Banco Malo, para destinar temporalmente una parte de sus viviendas a afrontar situaciones de emergencia social y en riesgo de exclusión social.

Málaga se convierte en la tercera ciudad de España, tras Madrid y Barcelona, en suscribir un convenio de este tipo con la Sareb, según recordó Pomares.

El Consistorio abonará a la Sareb, por las viviendas cedidas en usufructo, una cantidad fija mensual, por cada una de 125 € al mes.

En concreto, se cifra en 7.500 € el coste de reparación y adecuación de estas viviendas antes de entregarlas a sus adjudicatarios, coste que será sufragado entre la Sareb y el Ayuntamiento al 50%.

El convenio tendrá una vigencia de ocho años, controlándose su funcionamiento a través de una comisión de seguimiento. El número de viviendas que se pondrán a disposición rondan las once unidades, cuya localización no se dará a conocer hasta el momento de adjudicación a sus inquilinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine