Hotel

Room Mate cierra su hotel Lola por problemas con el alquiler del edificio

Los nuevos propietarios del inmueble, con intereses hoteleros, niegan la renovación del contrato a la cadena - La firma lamenta la decisión y no descarta abrir de nuevo en una ubicación alternativa

12.01.2017 | 05:00
El hotel Room Mate, ayer, ya desprovisto de cartelería.

­Malas noticias para el sector turístico. En este caso, no motivadas, ni mucho menos, por malos resultados o por ningún tipo de fluctuación de la demanda. La cadena Room Mate, que actualmente explota el hotel Larios, además del recientemente inaugurado Valeria, en las inmediaciones del puerto, se ha visto forzada a desprenderse de su primer establecimiento en Málaga, el Lola, situado en la calle Casas de Campo, en el corazón del Soho, que a partir de ayer, y de modo definitivo, dejó de estar disponible para los clientes.

Según informó Yeyo Ballesteros, director de Comunicación de la cadena, la decisión se debe en exclusiva a la falta de sintonía con los nuevos propietarios del edificio, que, tras varios meses de negociación, se han negado a prolongar el contrato de alquiler que unía a Room Mate con el edificio desde hacía casi una década.

Fuentes cercanas a la firma señalaron que la razón del desencuentro responde en gran medida al perfil empresarial de los dueños, una firma de origen francés dedicada al turismo, que ha optado por no renovar con el grupo para asumir en el futuro la gestión del establecimiento con otro nombre y bajo sus propios medios.

Las mismas fuentes de Room Mate mostraron a este periódico su pesar por tener que abandonar el que ha sido su primer eslabón del desembarco en el mercado de Málaga. Un destino en el que aseguraron seguir confiando y en el que tienen previsto continuar con su política de expansión, ya sea sumando nuevos hoteles o buscando un emplazamiento alternativo para el Lola, que abrió sus puertas a principios de 2007. En este sentido, aseguraron que la compañía se mantendrá alerta. Especialmente, si encuentra alguna oportunidad de inversión con prestaciones parecidas a las que ofrecía el inmueble de Casas de Campo. «Estamos hablando de un destino que nos encanta y que seguirá creciendo en los próximos años», reseñaron.

El hotel Room Mate Lola, con categoría 4 estrellas, fue uno de los primeros negocios turísticos que apostó por el Soho, el llamado distrito de las artes que se extiende en el entorno portuario del Ensanche de Heredia. El establecimiento, que en poco menos de veinticuatro horas ha retirado buena parte de su cartelería y de sus rótulos, contaba con medio centenar de habitaciones, cantidad que, de momento, se detrae de la creciente oferta de Málaga, incrementada en un doscientos por cien en apenas quince años. Fuentes próximas a la empresa insisten en que en sus diez años de apertura el Lola ha resultado una aventura empresarial solvente, con una cuota estable de ocupación y popularidad entre los huéspedes.

Yeyo Ballesteros aseguró que la cadena, pese al traspiés involuntario del Soho, se encuentra en un momento indudable de crecimiento. Sin ir más lejos, en los próximos quince meses la firma abrirá un total de seis nuevos hoteles. Room Mate fue fundada por el famoso empresario y excampeón de España de hípica Kike Sarasola. La empresa aterrizó en Málaga en pleno despegue de la oferta turística de la ciudad, reforzada en los últimos años con nuevas infraestructuras y museos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La gala

Premios Málaga 2017 de La Opinión

Prensa Ibérica entrega cinco premios al Club Balonmano Femenino Málaga Costa del Sol; a la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI); al presidente de La Canasta; a Turismo Andaluz; y a Lamari.

 
 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine