02 de marzo de 2018
02.03.2018
Sanidad

Un viaje incierto hacia la salvación

La Fundación Más edita un vídeo educativo para pacientes de leucemia que van a recibir un transplante de médula ósea

04.03.2018 | 10:48
Una imagen tomada durante la presentación de ´El Viaje de Pedro´ en Málaga.

Afrontar un trasplante de médula ósea representa un impacto emocional para el paciente y sus familiares. El miedo a lo desconocido se suma a una situación que ya de por sí se antoja extremadamente delicada. El Viaje de Pedro es un vídeo explicativo que explica al paciente, a través de Pedro, su protagonista, lo que se le viene encima. Mitigado el desconocimiento, se despeja el horizonte.

Dura poco más que la búsqueda del santo grial en la gran pantalla. Algo más de tres horas dura la donación de médula ósea. Lo que Tom Hanks tardó en resolver el enigma. Poco más. Mientras tanto, la sangre va pasando por una máquina que filtra las células madre que luego serán traspasados a los pacientes de leucemia. Es el primer paso para salvar una vida. El miedo, infinitamente mayor, está, sin embargo, en el tejado del paciente de leucemia que está esperando el trasplante. La incertidumbre de lo desconocido se mezcla con el miedo de una situación ya de por sí muy crítica. Para mitigar estas sensaciones, la Fundación Más ha editado un vídeo explicativo con el nombre de El Viaje de Pedro para anticipar los pasos que hay que afrontar de una manera pedagógica. Ahora se ha presentado en Málaga, en el marco de la reunión anual del Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH), que se está celebrando estos días en la ciudad.

«El diagnóstico de cáncer supone un impacto emocional muy grande para el paciente y sus familiares. Además, si el tratamiento indicado es un trasplante, tal y como ocurre en muchos cánceres de la sangre (leucemias, linfomas y mielomas fundamentalmente), el paciente no siempre sabe que va a iniciar un viaje por un mundo muy poco conocido para él» afirma Víctor Rodríguez, vicepresidente de la Fundación Más Que Ideas sobre el libro.

Pedro, el personaje principal, acompaña a los pacientes en un recorrido a través de seis capítulos que pueden ser vistos de manera continuada o independiente en función de la necesidad de información que tenga el espectador. En la elaboración y revisión del guión han participado personas que han sido trasplantadas y 14 asociaciones de pacientes. Para Andrés Vivancos, presidente de la Agrupación Española de Entidades de Lucha Contra la Leucemia y Enfermedades de la Sangre (AELCLÉS), iniciativas como esta muestran a la sociedad las dificultades por las que se pasa durante el proceso del trasplante y ayudan a concienciar sobre las enfermedades y sus necesidades. Asimismo, el vídeo les permite a los pacientes sentirse identificados con otras personas que ya han pasado por ese proceso y ayuda a ver que es posible superar la enfermedad».


Pedagogía

El resultado final de la creación audiovisual es un recurso didáctico para el espectador en el que se ha mantenido la rigurosidad científica utilizando un lenguaje sencillo y adaptado a los pacientes, para que resulte de fácil comprensión. No existen, de hecho, otros recursos audiovisuales similares para pacientes y familiares que aborden el proceso de un transplante (TPH), por lo que se trata de una ayuda única.

Los profesionales coinciden a la hora de alabar el resultado final y dictan una sentencia favorable: «Se trata de una iniciativa muy bien desarrollada, tanto por la cantidad de información que transmite como por la forma cercana en que se muestra y la visión optimista que desprende que, con toda seguridad, va a hacer que el paciente y los donantes entiendan mejor todo el proceso del trasplante. Todo ello repercutirá positivamente en el paciente, pero también es importante para que los equipos de profesionales sanitarios tengan más y mejores herramientas para mejorar la trasmisión de información al paciente y conseguir una medicina más humanizada», sostiene Carlos Solano, jefe del Servicio de Hematología del Hospital Clínico de Valencia.

Manoli Salinero, enfermera coordinadora de TPH del Hospital Universitario de Salamanca y colaboradora en la revisión científica del guión, destaca, por su parte, que «los profesionales de enfermería juegan un papel destacado en el abordaje del paciente que se somete a un TPH, pues son los encargados de proporcionar cuidados expertos a pacientes, donantes y cuidadores».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine