Vendercoche.es

Cómo vender un coche de forma rápida y no perder dinero en el intento

Nos urge deshacernos de un coche pero tampoco deseamos malvenderlo y recibir apenas beneficio. ¿Es posible venderlo rápido y obtener la rentabilidad deseada? He aquí los trucos que te ayudarán a hacerlo.

16.03.2016 | 11:11
Cómo vender un coche de forma rápida y no perder dinero en el intento

Bien sea por el paso del tiempo, los kilómetros recorridos, su mal funcionamiento o por otras razones particulares, nos urge vender un vehículo. En esta particular situación se encuentran muchos propietarios, la mayoría sabe cómo hacerlo de forma rápida pero muy pocos conocen la mejor forma de hacerlo sin perder dinero en la transacción. De todos es bien sabido que las prisas no son buenas consejeras, pero cuando no contamos con el tiempo necesario es muy fácil caer en este error. No obstante, si seguimos una serie de consejos y recomendaciones, deshacerse de un automóvil de forma rápida y obtener el beneficio esperado es posible.
 
La primera regla para no malvender nuestro vehículo es conocer su precio en el mercado, así podremos negociar con mayor seguridad. Para calcular el valor de nuestro coche, y dado el poco tiempo del que disponemos, lo mejor es hacer uso de las herramientas de valoración que circulan por internet. La web vendercoche.es dispone de una bastante completa, tiene más elementos en cuenta que las poco precisas tasaciones por matrícula; es totalmente gratuita, y en menos de cinco minutos recibirás el valor estimado de tu vehículo. Además, si quieres saber el precio de tu coche con mayor precisión, cuentan también con  un servicio de tasación presencial. Te sorprenderá además lo rápidos que son, te dan cita de un día para otro y tardan menos de media hora en valorar tu automóvil. Y lo mejor, sin coste alguno ni compromiso.
 
Un consejo antes de tasar y poner nuestro vehículo en el mercado es mejorar su aspecto todo lo que esté en nuestras manos. Esto es, cuanto mejor impresión cause en el tasador y en el futuro comprador más alto será su precio de venta y, por tanto, mayor beneficio podremos obtener. Para ello podemos hacer uso de nuestro seguro para reparar desperfectos en la carrocería o lunas. Después de esto, podríamos hacerle una visita rápida a nuestro mecánico de confianza, el cual puede hacer una pequeña revisión y realizarle la puesta a punto necesaria para que el automóvil no pierda más valor del que tiene. Y por último, también es conveniente lavarlo bien por dentro y por fuera, si eres fumador, trata de eliminar el olor a tabaco de tu coche, ten en cuenta que de lo contrario pagarán menos por el.
 
Para terminar, la parte más difícil pues de ella dependerá la velocidad con la que consigamos deshacernos de nuestro turismo. Los propietarios siempre tienden a creer que a través de un particular recibirán más dinero por su coche que a través de concesionarios o empresas de compraventa de vehículos usados. Esto no es siempre así, pero el problema en nuestro caso es que no disponemos del tiempo suficiente como para esperar a que llegue el comprador que acepte nuestro precio de venta. No obstante, si de verdad preferimos esta opción, debemos poner nuestro automóvil en una página de anuncios de venta de coches desde el minuto uno. O bien optar por lás páginas de subastas online, pero es recomendable primero conocer cómo funcionan estas antes para no llevarte sorpresas. Si no, la forma más rápida, cómoda y segura  de deshacerse de un coche sigue siendo a través de concesionarios o empresas de compraventa de vehículos. En algunas de estas, puedes vender tu automóvil el mismo día que lo llevas. Eso sí, prepárate para negociar duro con ellos pues al tratarse  de profesionales no será lo mismo que regatear con un particular. Por suerte para ti, ya sabrás el precio de tu vehículo en el mercado, eso te dará la ventaja de negociar con mayor fuerza.     

Por último, para conseguir el mejor precio de venta posible no está de más conocer un poco como está el mercado. Investigando un poco por internet o acudiendo a un concesionario podremos conocer cuál es la demanda de nuestro modelo de vehículo y saber a qué precio se está comprando este. Por otro lado, esta información también puede decirnos si nos encontramos en un buen momento para vender. Aunque tengamos mucha prisa por vender nuestro automóvil quizá sea mejor esperar un poco más con el fin de conseguir un mayor beneficio. En este sentido, has de saber además que el momento de poner un coche en el mercado influye en la rentabilidad que saques con su venta. Así, no se recomienda sacar al mercado un vehículo en los meses de septiembre y octubre así como a finales y comienzo de año, ya que son los meses en los que más coches se ponen a la venta. Así, evita en la medida de lo posible estos periodos del año; conseguirás que tu coche sobresalga sobre el resto y obtendrás el máximo beneficio posible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine