01 de julio de 2017
01.07.2017
Estreno

Opel engancha a su tradición con el Insignia Sports Tourer

La berlina familiar roza los cinco metros de longitud y ofrece más de 1.600 capacidad - La potencia va de los 110 hasta los 260 caballos

01.07.2017 | 14:17
El nuevo Opel Insignia Sports Tourer luce una caroceria esbelta.

Opel tiene una larga tradición en las berlinas con carrocería famililar. En 1953, lanzó el mítico Opel Rekord Caravan. En 1970, le siguió el Ascona Voyage. Sus aplicaciones de madera en los laterales, hacían honor al nombre, que ya dejaba claro que su principal misión era la de ofrecer confort a la hora de viajar. Ahora se escribe el año 2017 y Opel engancha a su tradición con el Insignia Sports Tourer.

Comparado con la berlina, el Sports Tourer aumenta la longitud en nueve centímetros. En un tablero de baloncesto, el nuevo de Opel tendría, sin duda, tablas como pívot. Le falta un centímetro para alcanzar los cinco metros. El portón trasero, hay una versión automática de forma opcional, da entrada a un maletero con una capacidad que alcanza los 1.665 litros. Eso son 130 litros de más capacidad si se compara con su antecesor. La bancada trasera se deja volcar con el simple gesto de pulsar un botón y nos brinda una superficie de carga de casi dos metros. Sin esta ayuda, la capacidad se queda en unos 560 litros. Basta con menear el pie para activar la apertura. Sin duda, más innovador que útil. Pero para que uno sepa donde tiene que posicionarse, se proyecta el vehículo sobre el asfalto. En cuanto a precio, el Insignia Sports Tourer supera a la berlina en unos 1.100 euros. La variedad en motorización es idéntica: tres motores diésel y tres motores gasolina, y el rango de potencia va desde los 110 hasta los 260 caballos. Todos los motores son de cuatro cilindros y cuentan con la función de start stop.

La dinámica del vehículo se ha mejorado, entre otras cosas, por la reducción de peso en comparación con su antecesor. 200 kilos menos sobre la báscula favorecen la aceleración. Hasta la versión básica resulta suficiente si no se tiene vocación de pisarle al pedal. El modelo básico, diésel, paquete Innovation, cuesta unos 34.215 euros. Con un consumo de 4,3 litros, resulta ser un mechero.

Opel insiste en que el nuevo Insignia Sports Tourer ofrece más por menos dinero. La cámara delantera viene de serie, al igual que el asistente de frenada y la detección de peatones. El sistema infotainment en sintonía con Android o Apple Car Play también vienen de serie. En el caso de que la colisión no se pudiera evitar, el capó se para quitarle fuerza al impacto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine