El milagro de San Luis

02.07.2008 | 00:32

Pedro
de Silva

En lugar de bracear en la espuma de la cerveza, llega la hora de estudiar y aprender. La cuestión no es que seamos los mejores (una bobada), sino cuáles son las razones de que por primera vez lo hayamos sido. El milagro de San Luís tiene detrás un concepto, un método y un sentido. El concepto es ver al equipo como un circuito de 11 puntos con una óptima interconexión. Raúl se quedó fuera porque polarizaba, interfiriendo el circuito, y Torres recibió un coscorrón cuando se puso hueco. El método es hacer que la corriente fluya por el circuito con la mayor fluidez y velocidad, hasta que se ponga incandescente. El sentido es la dirección de la descarga (portería contraria), elemento intencional del sistema. Cuando el circuito alcanza el punto, la propia intensidad, como en un poema de arduo laboreo, hace saltar en esa dirección la chispa, que es a la vez fuerza, genio y exactitud.

Opinión

F. J. CRISTÓFOL

La luz de la Navidad

Aquellos años en los que nos quejábamos del dispendio económico que suponía la espectacular...

 
 

ENRIQUE BENÍTEZ

Una mujer para la historia

Concepción Loring Heredia fue la primera mujer que intervino en el Congreso

 
 

El Cazador Othello

Pablo Laso pidió su salida del equipo este verano ante la incredulidad de muchos dirigentes...

 
 

Apuñalamiento en misa

Estaban en misa. Cabe preguntarse si todos los presos van a misa en Soto del Real por fe o...

 
 

Trabajo en grupo

El informe PISA ha descubierto nuestro anarquismo e individualismo. Dice que no sabemos...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Las piernas

A propósito de la foto del Govern en la que salen todos menos Santi Vila, que ha sido borrado...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine