Lo que hay que oir

Estabilizándome automáticamente

 01:12  

Francisco García Pérez El pasado 29 de noviembre leía un servidor las páginas de economía de los diarios acaso por última vez. En primer lugar, porque ya parece que voy percatándome de qué va la cosa y sufriéndola en cada nueva y pintoresca nómina mensual. A saber: el Poder cada día nos pule más los bolsillos a los currantes para abarrotar lo suyos. En segundo lugar, porque Quienes Mandan enmascaran su latrocinio de tal modo que no hay dios que los entienda. Y es que el antedicho día se publicaban las 12 principales recomendaciones que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) propina a España para que cumpla el mandato de enriquecer aún más a los ricos y hundirnos en la miseria al resto. Las daba por sabidas (véase mi punto primero) cuando reparé en su redacción y en su léxico (punto segundo) e hice como los bancos: no daba crédito. Veamos algunas de esas recomendaciones, querido lector.

Dice la número 2 que «Los titulares de deuda subordinada e instrumentos híbridos de capital de menor rango deben absorber las pérdidas de los bancos que se reestructuren». Así de sencillo, así de bien explicado, así de resumido, así de claro y transparente: así, para que todo el mundo lo pesque a la primera. El mundo feliz en que vive la OCDE supone que todo quisque debe saber de sobra no solo qué es un «titular de deuda subordinada» sino también quiénes son o qué son los misteriosos, intrigantes, sañudos, taimados y propios de peli de terror «instrumentos híbridos de capital de menor rango», unos sujetos o cosas que, encima, absorben. De seguir ese lenguaje brujo, ya veo a los papis atemorizando a sus hijos bebés: «Duérmete o llamaré a los instrumentos híbridos de capital de menor rango para que vengan a absorberte». La recomendación 3ª parece que mola: «El Gobierno debe tener como objetivo el cumplimiento de sus nuevos objetivos». Esa sí que la pillé: el Gobierno debe tener como objetivo cumplir unos objetivos: sí señor, así se habla, ole los hombres y mujeres valientes. Sin embargo, añade enseguida una salvedad, no vayamos a creer que los asuntos del Poder son fáciles: «a menos que el crecimiento sea mucho menor de lo esperado», pues entonces «debe permitirse operar a los estabilizadores automáticos, al menos parcialmente». ¿De qué tinieblas o abismos surgirán, sean lo que fueren, esos «estabilizadores automáticos» que, si se tercia, están dispuestos a operar parcialmente? ¿No dan miedo pánico? Como cunda el ejemplo de hablar así, ya veo cómo se saldarán las discusiones de tráfico o de patio de vecinos: «Usted no sabe con quién está hablando. Yo soy un estabilizador automático que opero parcialmente. Se va usted a enterar».

Prosigue el cachondeo idiomático a costa de nuestros magros dineros. Dice la recomendación 5ª que «para mejorar el marco fiscal, hay que establecer un consejo fiscal». En efecto, de todos es sabido (grandes, chicos y militares sin graduación) que nada mejora más un marco que un consejo, viva el lujo y quien lo trujo, viva la precisión, viva la redacción. La siguiente amplía nuestro vocabulario aún más, gratis total, generosidad de la OCDE: es preciso «aumentar los impuestos sobre las externalidades ambientales». ¿Qué usted no sabe lo que es una «externalidad ambiental»? ¿Pero todavía andamos así? Pues una «externalidad ambiental» es una «externalidad ambiental», tío, señora mía, dicho queda, así se habla. Además, dice la 8ª que hay que «abolir la extensión legal de los acuerdos de negociación colectiva de nivel superior», o sea, un galimatías, un lío, un fárrago. Gran Crisis, Gran Recorte, Gran Analfabetismo: ¿por qué siempre irán unidos, por los siglos de los siglos? ¿Quieren la respuesta? Lean la recomendación referida a la enseñanza: «Ampliar el acceso a la educación secundaria superior restringiendo los criterios para el paso de curso en la educación secundaria a las competencias básicas». Es decir: que todo bicho viviente, por muy vago y gamberro que sea, pase de curso, llegue a bachiller y se titule. Claro: ¿O cómo creen ustedes que han obtenido sus diplomas universitarios los amanuenses del Poder, incapaces de escribir para que se entienda o sumisos esclavos redactores del Gran Fraude?

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine