En corto

El gesto, la gesta y el gasto

04.01.2014 | 05:00

Pensando, pensando, he resuelto que lo que en el fondo me molesta del independentismo catalán no es la secesión en sí, pues a fin de cuentas que en Europa haya una pequeña patria más, con sus ínfulas y armiños, no estorba tanto, y que haya una menos en España a lo mejor nos sacaría de una vez, por liquidación, de nuestro historicismo, y nos volvería inventivos. No. Lo que me ofende del independentismo catalán es el gesto, su pretensión trágica, como signada por un destino manifiesto que viene del fondo de los tiempos. Esa búsqueda medida del punto de riesgo, esa pasión por lo heroico disfrazada de seny, el modo en que su dirigente máximo imagina su perfil inscrito en una moneda, aunque sea de coleccionista, el argumento máximo, como telón de fondo, de la toma de las calles, aunque al tiempo temiéndola, mirando por la hucha. ¡Es todo tan español, y a la vez tan pacatamente burgués.

Opinión

La idea del auditorio

Hay que mantener viva la idea del auditorio, dicen. Sí, las ideas es que si no se mantienen...

 
 

JAVIER MURIEL NAVARRETE

No somos todos los que están

Sí, hola, perdona, seguro que no te acuerdas de mí. Soy el niño que...

 
 

GABY BENEROSO

24 de noviembre, fun, fun, fun

Hoy me he dado un golpe zumbón en la cabeza, que me ha devuelto el...

 
 

PEDRO DE SILVA

La conjura

De haber triunfado la secesión, los vencedores contarían todo lo sucedido como fruto de la...

 
 

IGNACIO HERNÁNDEZ

Que suene la flauta

La música es una de las manifestaciones más excepcionales del individuo ya que consigue...

 
 

JUAN ANTONIO MARTÍN

Si fueran de Cai no habría ocurrío

Los escenarios tienen alma. ¿Por qué no iban a tenerla? El alma de...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine