En corto

La cultura del paseante de perros

04.08.2015 | 05:00

Igual que la «cultura de los campos de urnas» identifica a quienes, en casi toda la actual Europa, enterraban las cenizas de los cuerpos en vasijas cerámicas entre la Edad del Bronce y la del Hierro, no hay que descartar que la cultura de Occidente sea conocida por «la cultura de los paseantes de perros», pues la interacción de la especie humana con otra especie animal puede ser más definitoria que sus cuitas internas. En la punta de esta cultura, que es siempre la de la moda en la clase dominante, al parecer se va imponiendo maquillarse y vestirse a la última para pasear al chucho, tras haber agotado la posibilidades de humillar al can con toda clase de adornos y homenajes. Entre esa punta y el paseo en chándal del perrito por el parque urbano hay un gradiente que expresa la tensión social, pero la existencia de una tensión social interna es otro rasgo de cualquier unidad cultural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine