Cartas al director

26.08.2015 | 00:30

Yo, me voy, por Francisco García Castro
Puede ser que me arrepienta de esto. Puede ser. Llevó algo más de veinte años escribiendo en esta sección del periódico. La mayoría de las cartas (unas doscientas)salen al paso de injusticias o canalladas varias. He ofrecido libremente mi opinión. Pero todo se acaba, y esto también. Huérfano ya de paciencia y resignación, yo, me voy. Son tiempos de descaradas servidumbres. Han vencido, ellos , los Césares. Es triste, pero parece ser una masiva elección. Yo, me voy. A mi no me queda París, no. A mi me quedan mis poetas ( Benedetti, Billy Collins, Margarit, Wislawa, Pacheco, Karmelo.....) mi compañera, y mi disposición eterna - a pesar- a la empatía. Yo, me voy. No me rindo, no. No confundan. Me voy. Estoy cansado, cansado de tanta servidumbre. Me voy. .

Depresión antes de coger las vacaciones, por Francisco Moreno
Me pasa todos los años, pero no me acostumbro. Suelo coger las vacaciones en septiembre debido a que mi jefe no me da más opciones. Pero bueno, eso es lo de menos, ya estoy acostumbrado y además estoy dos meses sin verlo: su mes más el mío. Pero la depresión no me viene por no ver a mi jefe, si no por que llevo varios días tratando de buscar bañadores, toallas, camisetas y demás artículos para pasar un mes de vacaciones y en las grandes superficies no hay más que ropa de otoño y casi de invierno. Pero lo malo es que ya en julio están vendiendo este tipo de ropa y arrinconan la de verano. ¿Por qué vivimos tan deprisa?, ¿por qué las grandes cadenas marcan el ritmo de nuestras vidas? Si estamos aún en verano, vendan ropa de verano y ya llegará el momento de comprar una bufanda. Madre mía, qué depresión. .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine