La libreta del duque de Chantada

Y han pasado seis años

21.10.2015 | 17:19

Hace algo más de seis años España aterrizaba en Polonia con nuevo entrenador, Sergio Scariolo, y un objetivo: ser por primera vez campeona de Europa. La desilusión de 2007 pesaba mucho pero la alegría de los JJOO de Beijing nos hacían ver el futuro con mucho optimismo. Y en Varsovia comenzó para nosotros un Europeo con derrota ante Serbia con un Jorge Garbajosa lesionado viendo el partido desde el banquillo. Después de sufrir mucho ante Gran Bretaña, una victoria ante Eslovenia nos devolvía toda la moral. Eran tiempos de alegría y camino de Lodz, sede de la segunda fase, todos pensábamos abiertamente en el título. El buen karma no duraría mucho. En el primer partido, derrota ante Turquía y marejada total por el incidente del «chico nuevo». La selección estaba contra las cuerdas y tenía que ganar todos sus partidos para pasar a los cruces. Primero nos esperaba Lituania, a la que ganamos sin muchos problemas, y finalmente Polonia. El anfitrión venía realizando un gran torneo y si perdía se iba para casa. España eliminó al anfitrión y después se paseó en los cruces de Katowice ante Francia, Grecia y en la final ante Serbia, en lo que para mí es la mejor serie de tres partidos que ha jugado esta selección en su historia.

Sergio Scariolo dejó la selección en 2012 y este verano, seis años después, volvía a encontrarse con su primera vez. Y la verdad es que todo es bastante parecido. La selección comenzó con dudas y en la primera jornada llegó la derrota ante Serbia, también con Garbajosa cerca del banquillo, aunque esta vez con traje. La victoria ente Turquía nos hizo creer en el infinito pero la derrota ante Italia, hace 6 años fue ante Turquía, pareció desatar la caja de los truenos. La victoria ante Islandia nos ha llevado al cara o cruz con el anfitrión, en este caso Alemania, y España lo ha vuelto a hacer. Victoria y viaje a Lille para los cruces.

En estos años han cambiado muchas cosas, la primera que el «chico nuevo» de Polonia nos ha metido en los octavos con 4 tiros libres consecutivos. Llull ha aparecido cuando más lo necesitaba su equipo. La selección ha perdido talento. Las lesiones han provocado que tres titulares de este equipo, Calderón o Ricky, Navarro y Marc Gasol vean el torneo por televisión. Por vez primera en muchos años había que hacer un equipo nuevo. La selección de este año la forman sobre todo dos bloques, el juego exterior del Real Madrid y la pareja interior de los Chicago Bulls. Suena muy bien, pero hay que hacerlos jugar. En el Real Madrid de Laso los pívots son parte del atrezzo y en esta selección debían ser los protagonistas. Si a esto sumamos los problemas en la defensa interior provocados por las ausencias de los dos mejores defensores de la NBA, Marc Gasol y Ibaka, todo era mas complicado. Lo dije antes del campeonato y lo repito ahora. Creo que es más necesario Ibaka que Mirotic en este equipo, sin Marc. Con el de los Thunder, ni Serbia ni Italia hubieran sido tan felices bajo nuestro aro.

España afronta ahora los octavos en su mejor momento y con solo una gran preocupación, la salud de Rudy Fernández. Pau es un líder fiable sobre el que construir. Los dos Sergios jugaron ante Alemania su mejor partido. Felipe responde como siempre. San Emeterio se muestra sólido. Ribas se mantiene a un nivel extraordinario y Mirotic.... bueno a Mirotic todavía le esperamos en los partidos y momentos decisivos. Espero que llegue y me demuestre que estoy equivocado en mi preferencia por Ibaka. Suerte

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine