La señal

Buzón de voz

20.09.2015 | 13:22

Paso deprisa por la Malagueta y me cuentan que Quirón le va a pegar un bocadito a Parque San Antonio (Vithas) a finales de año y que le van a tener que dar unos puntos en urgencias. Abre consultas en lo que fuera Endesa, esquina Fernando Camino con Maestranza, muy cerquita de la competencia. La zona urbana la va a mover. La competencia es buena, le digo a Julio Andrade (Baeza), que acaba de regresar de Irlanda, donde tiene a la familia. Ahora se ha puesto de moda entre algunos padres de El Romeral y Sierra Blanca, colegios próximos al Opus Dei, que los niños aprendan inglés en la República de Éire. Yo practico inglés en Marbella, que también es una república.

El miércoles asistí a una reunión de la British Chamber of Commerce in Spain. Tuvo lugar en un paraje con encanto de la avenida don Jaime de Mora y Aragón. Allí se ubica MIUC, un centro universitario vinculado a una universidad serbia. Me acompaña Victoria Westhead, mi teacher. Saludo al vicepresidente Derek y a Oscar Martínez Tapia, el dean de la University. No he visto a ningún español hablar mejor inglés que el de Oscar. En esto me llama desde Madrid Alfonso Palazón que me lo redirige un catedrático de aquí para hablar de servicios de inteligencia porque está haciendo un documental sobre José Luis Espinosa Pardo, un infiltrado en Grapo y FRAP y que tuvo que ver con el intento de asesinato de Antonio Cubillo en Argel. Es un personaje de la época de la transición, conocí a varios como él, González Mata, Cisne, por ejemplo. Palazón quiere creatividad pero respetando la historia. Lo malo es que Espinosa fabula y no se sabe en qué medida. No diré dónde está Espinosa porque le pueden dar matarile. En Málaga había FRAP, entre otros centros de trabajo, en Tabacalera, y de los GRAPO, ¡uff!, cerca de la casa de mi compañero Gonzalo Fausto, y en un piso en el centro, lleno de canarios y... Demasiada prosa, necesito aire y recuerdo, allí frente al mar, que hace unos días en la serie Carlos Rey Emperador escuchaba: el amor también nos desvela, ¿quién dormiría cuando la vida nos da lo que soñamos?, lo malo es que tampoco dormimos cuando no nos lo da, digo yo para mis adentros con gran pesar.

Pero te sacan de tu ensimismamiento al enterarte que el Ayuntamiento definirá de interés público una finca de cerdos de Federico Beltrán, o que los grupos de Diputación acuerdan acabar con el pago voluntario del desayuno€ así sabes que estás en Málaga. Menos mal que también hay noticias más estimulantes, como que la Casa Natal viaja hasta Turquía con Picasso: la mujer y el toro, qué trío más español. La mujer es vertebradora de la obra de Picasso, un gran devorador de mujeres.

Después está lo del Informe Pelícano. Es una película escrita, producida y dirigida por Alan J. Pakula, interpretada por Julia Roberts, Denzel Washington y San Shepard, y está basada en la novela homónima de John Grisham. Ahora, un maestro de periodistas, Raúl del Pozo, destapa el Informe Pelícano de aquí. Empresarios, la UDEF, los contables, Fernández Díaz buscando a no se sabe quién€ Tiempo. Por cierto, que en baloncesto el gesto es como las monisquerías que hacía Rajoy en Antequera el otro día simulando un dolmen. ¿Y Juanma Moreno que tiene que ver en esa obra de teatro? Faltaba Arenas, ¡cómo te echo de menos!, ¡Qué buen vasallo si hubiera buen Señor!, leíamos en el Mío Cid.

Yo creo que los políticos son muy parecidos a los community manager, que son muchísimos, incontables, y siguen creciendo, y los científicos no atinan a encontrar remedio a esta proliferación descontrolada. Algunos son más dañinos que un buzón de voz, que tienes que soportar que una voz te diga lo que no te interesa, y no hay forma de saltarte esa escucha. Es difícil la ataraxia, la imperturbabilidad, con esta tropa. No hay Monte Athos en el que refugiarse, su ruido llega muy lejos, pero Charles Baudelaire, en Recogimiento, da alguna clave:

Sé prudente, ¡oh Dolor!, y ten más caridad.

¿La noche reclamabas? Ya llega en su quietud€

Una atmósfera oscura envuelve la ciudad,

llevando a unos la paz y a otros la inquietud.

Mientras de los mortales la torpe multitud,

bajo el Placer (verdugo de toda sociedad),

coge remordimientos entre su esclavitud

en fiesta, ¡oh, tú, Dolor!, ven cerca, por piedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine