En corto

La suerte está echada

06.10.2015 | 05:00

¿Para qué sirve la filosofía? Para nada y para todo. El achicamiento brutal del espacio educativo del latín y el griego había dejado sin cimientos a las palabras, y era cosa de tiempo que la mayor parte de ellas, sin raíces ni tierra, acabaran por agostarse y desaparecer. De hecho hoy la mayoría de las palabras están refugiadas en alguna literatura (de otra también han desaparecido), y ya no existen en la comunicación verbal común. Puesto que con las palabras desaparecen también las ideas que se podían formar con ellas, era asimismo cuestión de tiempo que las ideas estuvieran de sobra, y por tanto la filosofía, que sirve para enhebrarlas. Sin palabras, sin ideas y sin filosofía se va extinguiendo la sabiduría. ¿Puede existir la tecnología sin sabiduría?. Desde luego que sí, aunque no sabríamos ya para qué. Llegados a este punto, casi mejor que nos programe la cibernética.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine