En corto

Suárez y Sánchez

19.05.2016 | 05:00

Nunca he entendido lo de ponerse a remar en política en la estela que han dejado otros, pues, para empezar, la gente dirá siempre del imitador que cómo se atreve. En realidad Adolfo Suárez empezó siendo muy poca cosa, y su designación le pareció a casi todos un disparate. Pero como era joven, valiente, listo y buen patriota su propia falta de biografía y pedigrí se convirtió en ventaja: ni había expectativas puestas en él que defraudar ni estaba atado a compromisos. Hasta ahí, y en que ambos han nacido en incubadora (del Movimiento el primero, del PSOE el segundo) podría haber algún parecido juvenil entre Suárez y Sánchez. Ahora bien, si de verdad quiere imitarlo debería empezar a montar un gran golpe de osadía, hacia su partido y hacia fuera, jugándosela de verdad. O sea, poniendo su cara en el perfil del héroe, siempre tan cercano al ridículo si la moneda no cae bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine