Punto final

Los enredos fiscales del Barcelona

18.06.2016 | 05:00

Los dirigentes del Barcelona han caído con todo el equipo. Después de llenárseles la boca diciendo todo lo bien que lo habían hecho en el caso Neymar, resultan que pactan con Hacienda para evitar la posibilidad de ir a la cárcel. La junta directiva aprobará previsiblemente el acuerdo por el que el presidente, Jordi Bartomeu, y su antecesor, Sandro Rosell, con el que empezó todo, quedarán exonerados de cualquier cargo a cambio del pago de cinco millones y medio de euros debido a las irregularidades fiscales cometidas.

Neymar ha pasado de ser un chollo, como decían en el club azulgrana sus responsables, pues se hacían con un enorme talento por poco dinero, a convertirse en el fichaje más caro de la historia del fútbol, muy por encima de lo pagado por el Madrid por Cristiano Ronaldo y Bale, porque los sobrecostes, tan habituales en este país, hincharon la cifra a bastante más de 150 millones, y lo que todavía puede quedar pues hay causas pendientes de resolución contra el jugador en Brasil que también afectarían a lo que tenga que pagar el Barcelona.

El caso del fichaje de este futbolista brasileño es uno más en la larga serie de desatinos futbolísticos que parte de la escasa responsabilidad a la que están sometidas las actuaciones de los dirigentes y lo fácil que resulta para éstos disparar con dinero ajeno. Rosell dijo en su día que el Barcelona se había hecho con Neymar por 57 millones. Al final se marcha, cuando las cosas se empiezan a poner feas con Hacienda, y deja un clavel para el club de consideración. No sólo por lo que tiene que pagar, que no sale además de los bolsillos de los integrantes de la directiva, sino porque el Barcelona queda como responsable de los delitos.

Por eso otros que fueron dirigentes del Barcelona, como Joan Laporta, presidente, o Toni Freixa, portavoz en la junta de Rosell, han salido raudos al corte. No están de acuerdo con que el club, es decir todos los socios, paguen por la mala gestión de unos directivos que encima quedan libres de cualquier responsabilidad penal, y encima quede con la mancha de defraudador fiscal, aunque de sobra es conocido que este país es muy laxo para esos delitos.

Llueve sobre mojado en el Barcelona en asuntos de Hacienda, aunque haya que precisar de inmediato que no siempre es el club el que figura en las presuntas irregularidades, pero no deja de ser curioso que haya tantos de sus jugadores metidos en líos. Messi, Mascherano y Adriano ya saben cuando menos lo que es que Hacienda te investigue. Muchos enredos fiscales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine