Columna abierta

Por qué España recibe multa y Alemania no

15.07.2016 | 05:00

Los países miembros de la UE incumplieron el límite del 3% de déficit que establece el Pacto de Estabilidad en 165 ocasiones y sólo en 51 de ellas pudo justificarse por una situación de recesión económica. En 114 casos, los países sencillamente se saltaron la norma a la torera. Lo apunta un informe del Instituto IFO, con sede en Múnich, que señala que España la incumplió hasta en cuatro ocasiones, no sólo en 2015; pero también destaca que Alemania lo hizo en cinco ocasiones y Francia hasta en once. «El número de violaciones es enorme», concluye el informe.
Aunque España está lejos de alcanzar las marcas de incumplimientos injustificados de otros países de la UE, será, junto con Portugal, el primer país sancionado por déficit excesivo. El Ecofin aprobó el pasado martes activar el expediente sancionador contra España y el importe final de la multa dependerá de las medidas que adopte para corregir el desvío fiscal. ¿Pero por qué España tiene que pagar cuando Alemania no lo hizo cuando incumplió las metas de forma injustificada?

Alemania se saltó el límite sin estar en recesión en 2001, 2002, 2004, 2005 y 2010 y fue al año siguiente, en 2011, cuando el Pacto de Estabilidad se reformó con el denominado «Six Pack», un paquete de medidas encaminado a elevar el control de las finanzas de los socios europeos en plena crisis de los países periféricos. Fueron los países del centro, liderados por Alemania, quienes presionaron para elaborar esa normativa que en España se completó con la polémica reforma del artículo 135 de la Constitución para garantizar la estabilidad presupuestaria.
La hasta entonces incumplidora Alemania, una vez que ajustó sus finanzas, se convirtió en el látigo contra los excesos de déficit. En el «Six Pack» se introdujo el proceso sancionador. La multa no se produce de forma automática por incumplir la senda de reducción del déficit, sino que se impone cuando Bruselas considera que los países no han tomado las medidas adecuadas para cumplir con sus recomendaciones para equilibrar el presupuesto. Lo que Bruselas no perdona es que España, además de no reducir el gasto en 2015, rebajara el IRPF y restituyera parcialmente las pagas extras retiradas a los funcionarios. Era año electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine