En corto

Trenes

27.08.2016 | 05:00

¿Supone la alta velocidad el final de los trenes? Me entra esta duda viajando en un tren lento, de pasillo lateral y compartimentos. Gente que entra y que sale, incorporándose a veces a grandes silencios vigilantes y estatuarios, pero otras a inesperados cruces y conversaciones, que pueden llegar a tejer un grupo humano, con el magnetismo aparejado, y que en un par de estaciones se disuelve, dejando el seductor rastro de lo efímero. Por la ventana, la visión del paisaje, que cambia a un ritmo acompasado a la capacidad de interiorizarlo, o, en las zonas pobladas, la de los patios traseros de las casas, que no se hurta a la mirada de los viajeros, tal vez en reciprocidad a la visión de éstos, mostrados tras las ventanas-pantallas, desde los patios. ¿Merece la pena tanto ahorro de horas de los viajes rápidos, acumulado en ocio, que luego hay que consumir antes de su fecha de caducidad?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine