El Palique

Ole mi alma

09.09.2016 | 05:00

Málaga, Sevilla, Granada y Córdoba se han aliado para formar una nueva marca turística, Andalusian Soul, alma de Andalucía. De lo que se deduce que Jaén será el corazón o los pulmones o Huelva el cerebro. El alma nos la quedamos las grandes capitales. Nos han robado el alma, bien podrían decir desde Almería. «Córdoba lejana y sola, aceitunas en mi alforja...» que escribiera Lorca.

La unión hace la influencia. Ya era hora. Tal vez este sea el intento más excluyente pero a la vez y paradójicamente más vertebrador que se intenta en Andalucía en cualquier materia. Había un campus conjunto Málaga-Sevilla y algún eje por ahí derrapando, pero si Ortega o Blas Infante levantaran la cabeza y vieran esta brizna de vertebración de no localismo podrían flipar en colores, expresión esta que además no existía en sus épocas o vidas, así que mejor que mejor. Aquí nos hemos tirado (se me ocurre otra terminación para esta frase) yendo mucho tiempo cada uno por su lado, con más entes de promoción que ollas o habichuelas. Con más marcas turísticas que playas, superponiéndose unas a otras vendiendo en las ferias de turismo a veces nombres incomprensibles para el foráneo que tenía que acabar preguntando si ese viaje le iba a llevar de verdad a Marbella o a Málaga o a Sevilla o a la Alhambra, que era donde realmente quería ir. La iniciativa tiene también como bondad que los regidores no son todos del mismo color político, con lo cual es una enseñanza acerca del más que posible, aunque raro, entendimiento de personas de distintas ideologías. Corren unos tiempos como para que esto sea gran ejemplo. Tampoco está mal el hecho de que aunque se promocionen ciudades se acojan a la marca común, Andalucía. Lo cual es un guiño en parte a la Junta, a la que tal vez quieran invitar de paganini. El invento es bueno para vender paquetes combinados, un inglés que quiera pegarse un tour de grandes ciudades, si hoy es viernes esto es Granada. Y en ese plan. La distancia podría ser un problema, dado que vamos a Madrid en un tren del siglo XXI pero a veces recorrer la distancia entre dos puntos de Andalucía requiere la paciencia del XIX en Zambia. Otra marca. Una feliz sinergia. Si es que no hay más que ponerse, mi alma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine