El Palique

Rajoy congresual

El PP ha alcanzado Gobierno y tendrá el partido puesto a punto para carnavales, fecha en la que el PSOE aún llevará máscara

15.11.2016 | 10:33

A Rajoy le ha dado un leve ataque de hiperactividad y ha convocado el congreso de su partido. Será entre el diez y el doce de febrero. Como síntoma del estado de las cosas y de las lealtades, vimos que al llegar a la junta directiva nacional y anunciar la buena nueva, los presentes le dieron un aplauso.

Rajoy está más delgado, más indiscutido, más sonriente y sin presupuesto. Con el fantasma de nuevo de las elecciones, para primavera, si las cuentas del Estado no son apoyadas por los socialistas o/y otras fuerzas. Rajoy quiere limpiar el partido. No se sabe por qué no lo ha hecho antes. Lo va a limpiar cuando toda la porquería ha aflorado ya. Lo va a limpiar de corruptos cuando todos los que son están en el banquillo o la cárcel o rezando para que sus desmanes y trincalinas, mangancias varias, prescriban.

La gran incógnita del cónclave es saber si Cospedal va a continuar de número dos del partido, es decir, de secretaria general. Ella quiere. Casi el mismo día del nombramiento les dijo a los tertulianos de 13TV que no veía incompatibilidad ni problema, que otros secretarios generales ya habían compatibilizado este menester con un ministerio. Sus contrarios no opinan así. Y la realidad, creemos que tampoco. Rajoy le ha dado a la expresidenta de Castilla-La Mancha un ministerio importantísimo pero poco político, no de primera línea. No ve uno a una misma persona mandando tanques por la mañana, destinando un capitán general a Canarias o pidiendo ver cómo está la inversión en helicópteros y luego a la tarde dirimiendo si hay que echar de la secretaría general de Malgrat de Mar a un nota o si puede atemperar una guerra orgánica interna en Burgos o Tomelloso. Es cierto que Bono tuvo tiempo para zascandilear por cuarteles y al mismo tiempo ir escribiendo unas memorias que son tan jugosas como bien pagadas. No va a pasar a la historia como diarista ni como ministro, pero al menos empleó bien el tiempo, siempre que uno considere que tener ejército y dirigirlo es una ocupación que merezca considerarse. Los Marotos, Pablo Casado, etc y los cachorros alimentados para la política televisiva (Los Levy, que son poco vaqueros) aguardan su oportunidad y retener poder y superar a veteranos. El PP ha alcanzado el Gobierno y tendrá el partido puesto a punto antes de carnavales, fecha para la que el PSOE aún estará con la máscara puesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Hernández y Fernández

El exconcejal de Marbella se ha debido hacer una cirugía estética low cost: tiene la misma...

 
 

JUAN CARLOS BONILLA

Una vuelta agradable

El retorno a la actividad tras el verano viene de la mano del final del Eurobasket, competición...

 
 

HORACIO EICHELBAUM

Oportuna humareda

Poniendo a todos en la lista de ´corruptos´ y esparciendo ´cuestión catalana´ como ambientador,...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Profundamente dividido

Los dirigentes catalanes se comportan, cada vez que hablan, como Goebbels, el ministro de...

 
 

PEDRO DE SILVA

Peste de salvadores

Una de las peores cosas que le pueden pasar a un pueblo son los salvadores. En Birmania el...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Educar y separar

En el informe de la educación 2016, realizado por la OCDE, España queda relativamente bien en...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine