En corto

Gran tipo por todas las caras

14.12.2016 | 22:29

El cine antes era otra cosa, porque también tenía otra importancia para nosotros. De ahí que sus héroes hayan pasado a ser parte de nuestro personal panteón. Quizás los actores fueran conscientes de esa responsabilidad, y elegían mejor los papeles. Creo que supe de Kirk Douglas en su papel de ballenero en «20.000 leguas de viaje submarino» (1954), pero fue en «OK Corral» (1957) cuando tuve delante a Doc Holliday, un personaje cínico y contradictorio capaz de la más emocionante gesta de amistad, antes de verme capturado por el poderío épico de «Espartaco» (1960). La tardía visión de «Senderos de Gloria» (de 1957, pero censurada en España dos décadas) me confirmó, a través del Coronel Dax, en la grandeza del ideario moral de Kirk Douglas, porque no podía ser que el actor de personajes tan inmensos no tuviera nada que ver con ellos. Como digo, entonces el cine era otra cosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FANNY SOLA*

Diversidad en el aula, reto y oportunidad

La comunidad educativa ha experimentado cambios importantes en las...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Turistas

Es obvio que ahora nos están pasando factura los errores cometidos en el pasado

 
 

Feria y silencio

Sigue siendo agosto. Aún estamos de Feria (por ejemplo, en Málaga) y ya nos ha tocado. Unos...

 
 

MIGUEL ÁNGEL SANTOS GUERRA

Mil cuatrocientos kilómetros

He impartido hace unos días un curso de cuatro horas en el Aula Magna...

 
 

PEDRO DE SILVA

Paréntesis impertinente

La gran actualidad devora a la mediana, y ésta a la pequeña, con la misma rutina con que el pez...

 
 

SUSU

Catalunya sacudida por el terror

No es nada fácil describir cómo nos sentimos los barceloneses tras el...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine