En corto

Pentagrama y casilla

22.02.2017 | 23:14

Aunque pocas cosas hay tan anodinas e indolentes como un miércoles de febrero, las cortinas de niebla que ayer cruzaban sobre la autopista, celando o descorriendo el sol y transfigurando el paisaje, removían algo el ánimo. Todo iba así, cuando, al acercarme a los cables de alta tensión que volaban sobre la calzada, creí ver en ellos un pentagrama, y en ese momento tres cuervos que jugueteaban en el aire pasaron a hacerlo entre los cables, como si fueran corcheas en aquel papel pautado. Pasando ya bajo los cables y los cuervos, imaginé que éstos habían dejado allí las notas de una melodía, y aunque ésta se había perdido para siempre desde el mismo momento de nacer, no había razón para descartar que se tratase de un regalo. Con esto la faz anodina e indolente del miércoles de febrero comenzó a cambiar, como si también quisiera imaginarse en otro lugar de la estación y volar de la casilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

LOLA CLAVERO

Por el honor de una mujer

Ser mujer se ha vuelto a poner difícil en estos tiempos, pero la dificultad nos estimula....

 
 

Diccionarios

Elector: el que goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros

 
 

JUAN GAITÁN

Agua de otoño

Se acerca el invierno y seguimos anticiclónicos y secos. El otoño se nos acaba, pero antes de...

 
 

JUANA FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ*

Consumir o morir

En nuestra sociedad, los residuos crecen y crecen a pasos agigantados. Al mismo tiempo, se...

 
 

PEDRO DE SILVA

Respirar

Hay artículos de lujo y artículos de primera necesidad. Parece fácil distinguirlos, pero no lo...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

¡Atención!

¡Qué rara, la afirmación de Oriol Junqueras según la cual su condición de creyente resulta...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine