21 de marzo de 2017
21.03.2017
En corto

La pequeña diferencia

20.03.2017 | 20:46

Hay una diferencia entre España y el Reino Unido, que impide invocar el ejemplo de Escocia para Catalunya. Esa diferencia es que en España se alcanzó en 1978 un acuerdo –la Constitución– que entre otras cosas regulaba el modelo de inserción en el Estado de las regiones y nacionalidades. Ese acuerdo, refrendado por amplia mayoría también en Catalunya, es el que ahora pretende denunciar de forma unilateral el separatismo catalán, incluyendo partidos –como la extinta CiU– que entonces defendieron el voto a favor. Obviar este dato de la historia es una falsedad por omisión de los soberanistas; aunque no deja de sorprender que el Gobierno y los partidos que se escudan en la Constitución no insistan en lo más importante: que ésta plasma un gran acuerdo nacional, un pacto sancionado en Catalunya –con una participación semejante a la media en el Estado– por más del 90% de los votantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ

El gusto por la literalidad y sus consecuencias

Me llegan de vez en cuando a Facebook necias solicitudes de amistad...

 
 

ÁNXEL VENCE

Vivan el vino y las mujeres

Un político de apellido empedrado de consonantes ha montado la mundial al sugerir que la Europa...

 
 

F. J. CRISTÓFOL

Cafe bar parlamento

A Pablo Iglesias le hemos escuchado muchas intervenciones en sede parlamentaria en tonos la mar...

 
 

Ahora, tormenta

El diputado provincial de Ciudadanos Gonzalo Sichar, muy cuestionado por su labor y por su...

 
 

DOMI DEL POSTIGO

Un tesoro en la basura

¿Tenemos algo para tirar por ahí?» No sé cómo contar esto. Nos vamos haciendo peores, supongo....

 
 

LUIS M. ALONSO

Traición a la democracia

Adam Schiff cree que si se prueba la influencia de Putin en el resultado de las últimas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine