21 de marzo de 2017
21.03.2017
En corto

La pequeña diferencia

20.03.2017 | 20:46

Hay una diferencia entre España y el Reino Unido, que impide invocar el ejemplo de Escocia para Catalunya. Esa diferencia es que en España se alcanzó en 1978 un acuerdo –la Constitución– que entre otras cosas regulaba el modelo de inserción en el Estado de las regiones y nacionalidades. Ese acuerdo, refrendado por amplia mayoría también en Catalunya, es el que ahora pretende denunciar de forma unilateral el separatismo catalán, incluyendo partidos –como la extinta CiU– que entonces defendieron el voto a favor. Obviar este dato de la historia es una falsedad por omisión de los soberanistas; aunque no deja de sorprender que el Gobierno y los partidos que se escudan en la Constitución no insistan en lo más importante: que ésta plasma un gran acuerdo nacional, un pacto sancionado en Catalunya –con una participación semejante a la media en el Estado– por más del 90% de los votantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

No me esperes en el Benítez

Por no tener, el recién inaugurado de forma parcial parque municipal entre dos autovías no...

 
 

SUSU

El guitarrista

Me gustaría que en mi funeral sonara la música de Leonard Cohen. Concretamente mi canción...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

El paradigma de la complejidad (II)

Dediqué el artículo del sábado pasado a reflexionar sobre la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Arte Kitsch en Catalunya

En lo kitsch decae el arte pero aflora el símbolo. ¿He leído esta frase?, ¿emergería de un...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Don Joaquín Marín, periodista y maestro

Cuando le dí mi pésame a su hijo Joaquín le confesé que no sabía nada...

 
 

Cartas al director

'No "agostar" las vacaciones', por María Faes RiscoLos datos de la agencia...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine