En corto

Radicales libres

05.06.2017 | 20:46

Hay muchas formas de ser un radical. Por ejemplo, siendo un género blindado el de las necrológicas –pues, salvo para genocidas o delincuentes de notoria depravación no hay necrológica mala– consuela por su radicalismo la que el profesor y crítico literario Francisco García Pérez dedica a Juan Goytisolo, resaltando con el buen humor característico su condición de eterno quejica con manía persecutoria (o así). Como al final un estilo viene de la forma de acomodo o desacomodo que uno tenga en el mundo, vale incluso como semblanza literaria, aunque (otro rasgo radical) deje ésta casi de lado. Siendo yo devoto del circunstancial necrólogo, aduciría no obstante que la radicalidad del finado en el asunto de la relación con el mundo árabe, poniendo de veras un pie a cada lado, eleva a causa admirable su desapego (al que en todo caso, queriendo o no, rinde homenaje una necrológica radical así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

De cartón y de piedra

Que no le quiten la sonrisa a Serrat. El patrimonio de sus canciones y su actitud...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Arquitectos

Confieso que aquello fue una alegría. La noticia que daban en la portada de La Opinión de...

 
 

JUAN TAPIA

Rajoy tropieza otra vez con Cataluña

¿Si el PP hubiera aceptado antes la propuesta de Pedro Sánchez de una...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

La polémica del rebuzno

El problema en que nos ha metido la mala política ( tanto regional como nacional) consiste en...

 
 

Esto se acabó, ¿o no?

Más de un mes escuchando eso de que se ha acabado el verano. La gente tiene demasiada prisa...

 
 

MIGUEL Á. SANTOS GUERRA

La tigresa y el acróbata

He leído la última obra de Susanna Tamaro titulada «La Tigresa y el Acróbata», a pesar de no...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine