En corto

Instantánea feroz

26.06.2017 | 05:00

Hace días, mientras afrontaba la intersección de dos accesos y una rotonda en plena hora punta, escuchaba en Radio Clásica (a propósito de la música en películas de Chaplín) el discurso final de El gran dictador, compendio inigualable de las mejores virtudes que la humanidad todavía puede descubrir en si misma, y recetarse para no caer en el oprobio, a la vez que denuncia de los males que han llevado a la situación en que fue concebido (albores de la Segunda Guerra). En ese momento una sombra se movió a pocos metros sobre un descuidado jardincillo del enclave viario, y casi por el rabillo (para no desatender la lucha por la vida en la rotonda) vi a un águila ratonera caer sobre las hierbas crecidas, sin duda para apresar un reptil o un múrido. Es terrible, en cuanto síntoma de los tiempos, que me haya parecido mucho más actual, e incluso más creíble, el silencioso discurso del ave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Septiembre

Te gastas el dinero en coleccionables que nunca terminas de coleccionar. Una madre llora por su...

 
 

JAVIER MURIEL NAVARRETE

Que viene, que viene

El sábado cumplí 40 años como 40 soles, como para morir de insolación que diría Luis Sánchez...

 
 

GABY BENEROSO

Huevos y caracoles

El hotel Mole del Puerto parece un buen negocio. Se habla de tropecientosmil puestos de trabajo...

 
 

IGNACIO HERNÁNDEZ

Apariencia y realidad

Me agrada leer la gran acogida de la exposición temporal La apariencia de lo real. Cincuenta...

 
 

FELIPE NAVARRO MARTÍNEZ

Algunas precisiones sobre la huelga de bomberos y la actitud municipal

Desde el pasado 14 de marzo los bomberos del Real Cuerpo de Bomberos...

 
 

FRANCISCO SOLER

Sobre la soberanía y Cataluña

El Gobierno parece no haberse dado cuenta, o no quiere darse cuenta,...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine