Cartas al director

18.11.2017 | 22:45

Criminales buenos y criminales malos

Un preso político es aquella persona que ha sido encarcelada por sus ideas. Últimamente la expresión «presos políticos» esta en boca de todos. Sin embargo nadie se para a reflexionar en lo cruel y dañino que es creer en los «presos políticos». Creer en la existencia de presos políticos sería estar a favor de que la justicia juzgase al criminal no por la gravedad de sus delitos sino por las razones que este ha tenido para cometerlos, a su vez también supondría creer en la existencia de «ideas nobles» lo cual nos llevaría a imponer una supremacía ideológica por la cual hay ideas excusables que convierten a una persona en un justiciero inmune a la ley, y otras inexcusables que lo convierten en un villano, y esto, sería vivir en un estado autoritario y opresivo. Una persona puede matar a otra por amor, pero por muy noble que sea este sentimiento no desaparece el hecho de que haya acabado con la vida de esta persona, y es esto, y no el hecho de amar, lo que le convierte en un asesino que ha de ser juzgado. Todos tenemos ideas políticas y sentimientos muy diferentes, pero al final del día tus acciones hablarán mas alto que tus palabras, y si estas acciones son dañinas, deberás asumir las consecuencias.
Cristina Castro. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine