04 de abril de 2018
04.04.2018
Tribuna

Lección de empatía y educación de Vargas Llosa

Las críticas despiadadas a Tamara Falcó por su entrevista al ´novio de mamá´

04.04.2018 | 09:51
Una imagen de la entrevista de Tamara Falcó a Mario Vargas Llosa.

Lo más fácil y recurrente es hacer bromas y reírse sin piedad de Tamara Falcó y sus maneras de niña pija, ñoña y naif con dificultades para que se le entienda al hablar y para acabar una frase. En resumen: una chica boba. Pero ella debe de ser así, porque tal comportamiento –el que exhibe en alfombras rojas y bolos publicitarios como hija de Isabel Preysler– no lo abandona ni aunque se le presente la oportunidad, que muchos periodistas querrían, de entrevistar a todo un premio Nobel de Literatura y a un intelectual de la talla de Mario Vargas Llosa.

Para ella es 'el novio de mamá', 'el tío Mario', y como Tamara Falcó no es periodista –aunque en su currículum figuran estudios de Comunicación, entre otros– no ha visto la necesidad de documentarse bien ni mantener las distancias con el entrevistado por mucha relación personal que tengan. Ambos viven juntos con Preysler en la misma casa de Madrid en la que tuvo lugar la entrevista para Vanity Fair a raíz del libro del Nobel La llamada de la tribu. En las imágenes conversan sentados en la biblioteca, la del difunto Miguel Boyer y que está presidida por un cuadro de una jovencísima Isabel Preysler pintado por Luís Pinto-Coelho.

La entrevista ha sido objeto de burlas y críticas despiadadas en la recta final de la Semana Santa en España. Todas dirigidas a Tamara Falcó, convertida en el monito de feria nacional. Un papel que, todo hay que decirlo, parece ser que no le molesta y consolida en cada aparición pública. En ésta última, vestida de Loewe, se ha empleado a fondo: preguntas erróneas, risa nerviosa y 'fenomenal' como palabra de cabecera.

De Vargas Llosa nadie dice nada. Y eso que es él quien de hace un par de años para acá no deja de fascinar por su capacidad camaleónica para salir airoso de cualquier situación: desde una alfombra roja o una exclusiva para ¡Hola! hasta un sesudo congreso sobre economía, política o literatura. Toda una lección de buena educación y empatía la que da el escritor en su encuentro con Tamara. Está por ver si tanto ella como los voraces consumidores de la entrevista aprenden algo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine