01 de mayo de 2018
01.05.2018
En corto

Escándalos

30.04.2018 | 20:46

Aquí se escandaliza todo el mundo. Se escandaliza la calle de la sentencia dictada por tres jueces (dos de tres, en el fondo), se escandaliza el Poder Judicial de que la calle se escandalice, y se escandalizan todas las asociaciones de jueces y fiscales de que el ministro de Justicia haya dejado caer que el juez disidente, autor de un alegato que pone los pelos de punta, «tiene problemas». En realidad los dos jueces autores de la sentencia han intentado hacer su trabajo honradamente (aunque puedan haberse equivocado, al no casar los hechos que sientan con el fallo), la calle ha reaccionado haciendo uso de su derecho a la crítica y a la manifestación (en la que no se le puede pedir la contención de un texto jurídico), y el ministro ha insinuado sólo lo que todos sospechábamos y al parecer los colegas del disidente sabían. Conclusión: menos escandalizarse y más voluntad de enmienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine