ÚLTIMA HORA
El Gobierno mantiene el nivel 4 de alerta y anuncia que la célula terrorista está desactivada
Tráfico

Detienen a un conductor ebrio que hizo caer a otro vehículo por un puente en Tarragona

22.07.2008 | 15:12

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un conductor ebrio que quintuplicaba la tasa de alcohol permitida y que hizo caer a otro vehículo por un puente de la carretera N-340, a la altura del municipio de Amposta (Tarragona), cuyos tres ocupantes sufrieron heridas leves.

Según ha informado hoy la policía catalana, Domingo R.C., de 28 años, nacionalidad española y vecino de Camarles (Tarragona), fue arrestado el pasado 20 de julio como presunto autor de un delito de conducción bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, omisión del deber de socorro y lesiones imprudentes.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.00 horas, cuando el joven ocasionó un accidente de tráfico en el que un segundo vehículo, en el que viajaban el conductor, su mujer y su hijo, que sufrieron heridas leves a consecuencia del golpe, cayó desde un puente que cruza el río Ebro.

Según el testimonio de las víctimas, el vehículo accidentado circulaba por la N-340 en sentido Barcelona cuando otro turismo le dio un fuerte golpe por detrás, haciendo que perdiera el control e invadiera el sentido contrario.

Posteriormente, chocó contra la valla metálica de protección del puente, que se rompió, y provocó su caída desde unos diez metros de altura.

Estas fuentes han señalado que la gravedad del accidente podría haber sido mayor si los tres ocupantes no hubieran llevado el cinturón de seguridad puesto y el vehículo no hubiera caído sobre sus ruedas.

El conductor infractor huyó sin socorrer a los accidentados, que estuvieron más de 30 minutos sin asistencia hasta que pudieron localizar un teléfono móvil y avisar ellos mismos a los servicios de emergencia.

Alertados por los Bomberos de la Generalitat, los Mossos encontraron a un kilómetro de distancia al vehículo que originó el siniestro, que presentaba un fuerte golpe en la parte frontal, lo que le dificultó continuar la marcha.

Junto al vehículo, se encontraban varios familiares del infractor, y más tarde el detenido se presentó en el mismo lugar, momento en el que los agentes observaron que presentaba una herida en la frente, al parecer causada por el impacto con el parabrisas delantero de su coche.

Los Mossos le hicieron la prueba de alcoholemia, en la que dio positivo con una tasa de 1,15 miligramos por litro de aire espirado, casi quintuplicando la legalmente permitida.

El joven ya había sido sancionado este mismo año con una suspensión administrativa del permiso de un mes, a causa de una anterior alcoholemia, que debe cumplir en dos periodos de quince días cada uno (el último de los cuales aún está pendiente de cumplimiento).

El conductor fue detenido y quedó en libertad con cargos tras pasar ayer a disposición judicial.

Enlaces recomendados: Premios Cine