Investigación

Hallan un matadero de conejos clandestino en el sótano de un restaurante de Murcia

Los responsables bloquearon la puerta a la Guardia Civil para degollar antes a un centenar de animales

06.07.2017 | 12:28

El sótano de un conocido restaurante de Murcia ha sido clausurado por las autoridades sanitarias y agentes de la Guardia Civil tras una operación en la que han descubierto que estaba siendo utilizado como matadero clandestino de conejos para su uso en el propio establecimiento.

La actuación de los agentes y de los propios inspectores se llevó a cabo hace unas semanas en el mencionado local tras la denuncia presentada por un particular. Según han confirmado fuentes sanitarias a esta Redacción, que no han querido desvelar el nombre del establecimiento, la escena que se encontraron tras acceder al sótano de este restaurante fue «tremenda», ya que los trabajadores que se encontraban dentro habían degollado y amontonado en el suelo más de un centenar de conejos antes de que pudieran entrar.

Los inspectores del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Consejería de Salud suelen llevar a cabo inspecciones periódicas de restaurantes, bares, cadenas de alimentación y mataderos, aunque en muchos casos actúan por denuncias de particulares, como en este caso. Tras el aviso recibido, los responsables de Seguridad Alimentaria acudieron junto a agentes del Seprona de la Guardia Civil a este conocido restaurante, quienes al intentar acceder al sótano vieron cómo varias personas bloquearon la puerta desde dentro para proceder a matar a los más de un centenar de conejos que tenían allí almacenados, junto a género del establecimiento, degollándolos.

Según los testigos, se vivieron momentos tensos en los que los agentes amenazaron con utilizar la sierra radial para poder abrir la puerta y comprobar lo que estaban escondiendo.

Al acceder vieron a los animales muertos en el suelo, por lo que se procedió a la clausura del sótano y al cese de la actividad de este matadero clandestino en el que no se seguían los criterios establecidos por las autoridades sanitarias para el cuidado y sacrificio de animales, aunque el restaurante continúa abierto.

Además, toda la carne fue inmovilizada y desde la Consejería de Salud se está tramitando un expediente sancionador al local por tener un matadero clandestino, sanción que se sumará a la que está tramitando también la Consejería de Agricultura, a través de Sanidad Animal, por un delito de maltrato animal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine