Mi opinión

Un equipo campeón

 01:33  

Mel Otero El Unicaja comenzó la temporada siendo una incógnita. Su fase de construcción nos aclaró que tiene estupendos mimbres. Y en Tel Aviv demostró que, en muy poco tiempo, podía obtener muy buenos resultados, armando pronto el equipo y dando la talla, con un baloncesto atractivo: defensa y canastas fáciles. Pues ahora le llega el momento de demostrar si es un equipo ganador o no. ¿Y cómo se demuestra? Pues saliendo hoy en Berlín pensando sólo en ganar el partido. Es cierto que el equipo está ya en Top 16 y que «peligra» la Copa en la ACB. Pero un equipo grande no debe desviar los objetivos. Debe ganar siempre, incluida la primera fase de la Euroliga, donde tiene que certificar su segundo puesto. Perder hoy significaría renunciar a esa posición y complicaría mucho el Top 16.

El Unicaja visita uno de los pabellones más espectaculares de la Euroliga. El sensacional O2 es una de las causas por las que el Alba ha recibido una invitación. El club alemán ha cumplido con lo que se esperaba de él. Ha ganado lo que tenía que ganar –menos en Polonia–, pero lo compensó en Siena. Aspiraba a ser cuarto y va a serlo, salvo que el Unicaja decida serlo él y saltar algún puesto. Repesa tiene hoy deberes y es unir una buena actuación de al menos dos pívots. Hasta ahora, sólo ha brillado uno por partido. En uno Zoric –Siena–, otro Perovic –Prokom–, luego Gist –Tel Aviv–... Que brillen juntos, en el mismo día y a la misma hora, es letal.

En el Unicaja aparece ahora el «Factor Vidal». Repesa tendrá por fin a su equipo completo tras la vuelta de Vidal. Debe convertirse en el elemento catalizador del juego verde. El hombre que aporte la experiencia. Ahora debe contagiar su hambre. Realmente, éste es el segundo partido, tras su debut ante el Prokom y tener pocos minutos en Siena. Brilló ante el Murcia y éste será su «redebut» en la Euroliga. Su hambre está intacta.

Del Alba, su jugador más en forma ahora es Zach Morley, que lo está liderando en sus últimas victorias. Ex de Gandía, Breogán y Burgos en Adecco LEB Oro, su apodo es «El Asesino Silencioso». Es de esos jugadores que te parecen que no están en la pista, pero que hacen puntos y suman estadísticas.

Mel Otero es Director adjunto de Deportes de La Sexta y comentarista de Marca TV

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine