22 de mayo de 2017
22.05.2017
Política

Rincón de la Victoria debatirá el 5 de junio la moción de censura

Salado recuperará el principal sillón plenario gracias al apoyo cerrado este lunes con los cuatro ediles del PA y C's

22.05.2017 | 11:00
Los tres representantes de Cs, PP y PA firman la moción de censura.

El debate de la moción de censura presentada este lunes en Rincón de la Victoria tras el acuerdo del PP (7 ediles), PA (2) y C's (2) se celebrará justo en dos semanas, el próximo 5 de junio a partir de las doce del mediodía. A partir de entonces recuperará el principal sillón plenario el líder del Partido Popular rinconero y diputado provincial, Francisco Salado.

De esa forma será desbancado del equipo de gobierno el actual bipartito, integrado por el PSOE y Ahora Rincón-Podemos. Precisamente arrancaba la semana con un intenso debate interno en el seno de la agrupación local socialista, puesto que incluso en las redes sociales se han manifestado quienes han respaldado durante estos últimos meses la candidatura de Pedro Sánchez, frente a la línea oficialista apoyada por la actual regidora, Encarnación Anaya.

Aunque Anaya no ofrecerá declaraciones públicas hasta este martes, los integrantes del acuerdo que ha impulsado la moción de censura sí que han emitido un comunicado conjunto. "Rincón de la Victoria merece un mejor gobierno municipal, que esté al pie de la calle, implicado en la gestión y en el día a día de los servicios que presta el Ayuntamiento y centrado en el avance que requiere nuestro municipio, por encima de cualquier otra cuestión o perdiendo el tiempo en equilibrios partidistas que difícilmente pueden ser entendidos por la ciudadanía", comienza el mismo.

Argumentan PP, C's y PA que en lo que resta de mandato se puede impulsar un giro para "hacer que Rincón de la Victoria vuelva a ser un municipio solvente y generador de oportunidades y empleo". Y agregan que la "desidia y dejadez" de los actuales responsables municipales ha perpetuado una situación de parálisis muy grave para el municipio, no sólo coartando cualquier tipo de desarrollo o impulso de la ciudad, sino afectando a las cuestiones más básicas de los servicios municipales que debe prestar un Ayuntamiento".

En ese sentido se remarca lo que ya anticipó este periódico, "el impago reiterado a proveedores", como uno de los asuntos que mayor alarma ha generado no sólo en el municipio, puesto que también afecta a la limpieza con barcos quitanatas de la pasada campaña (aún por abonar pese a que el servicio fue licitado por la Mancomunidad axárquica). También se remarca "el abandono de las zonas verdes o la falta de limpieza", como "síntomas más visibles de la desatención de un equipo de gobierno que ha olvidado su responsabilidad y el motivo por el que fueron elegidos".

También se recuerda la falta de unos nuevos presupuestos municipales, "o la pérdida reiterada de recursos económicos, hasta cuatro millones de euros, al no haber concurrido, por pura dejadez, a mecanismos como el Fondo de Ordenación". Otros asuntos que están sobre la mesa sin resolver son, a juicio de los firmantes, "la inexistente actitud reivindicativa para la construcción de un instituto de enseñanza secundaria en Torre de Benagalbón, la parálisis del modelo de gestión de la piscina o la pérdida de la calificación de Zona de Gran Afluencia Turística".


Reparto de delegaciones municipales

En el acuerdo suscrito este lunes figura que el concejal andalucista José Luis Pérez asuma varias áreas delegadas y pase a ser componente de la Junta de Gobierno; mientras que José María Gómez será el representante del Ayuntamiento en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía. Las responsabilidades delegadas al PA serán Medio Ambiente, Servicios Operativos, Parques y Jardines y la empresa Emviria. En cuanto a puestos de libre designación, el Partido Popular dispondrá de tres y el Partido Andalucista de uno.

De la misma forma, Ciudadanos presta su apoyo a la moción de censura, pero no se integrará en el gobierno municipal "para liderar una oposición constructiva y fiscalizadora en el municipio que se centra en cuatro objetivos: satisfacer las necesidades de los vecinos de Rincón de la Victoria, aportar estabilidad institucional, fiscalizar la acción del nuevo Gobierno y aplicar toda la contundencia ante cualquier síntoma de corrupción política".

En este sentido, C's para apoyar la moción ha impulsado un acuerdo de obligado cumplimiento por el equipo de Gobierno que incluye más de un centenar de medidas para sacar al municipio de la parálisis que sufre y "que pone de manifiesto la responsabilidad de Ciudadanos con los rinconeros y su negativa a ocupar sillones. Entre estas medidas, destacan la puesta en marcha de una Comisión de Transparencia y Buen Gobierno que velará por el cumplimento del citado acuerdo y un compromiso de regeneración democrática".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine