22 de mayo de 2018
22.05.2018
banner buzzeando
Pediatría

Una enfermera inventa un cojín para bebés que simula el abrazo de los padres

El prototipo ha sido reconocido en el VI Congreso Internacional de Enfermería Pediátrica

22.05.2018 | 18:13
El cojín desarrollado por Mª Dolores Hernández

Un cojín que simula el abrazo de los padres y ayuda a los bebés a relajarse. Ese es el objetivo del prototipo "Amb tú", desarrollado por la enfermera Mª Dolores Hernández, del departamento de neonatología del Hospital Casa de Salud, y que ha sido reconocido en el VI Congreso Internacional de Enfermería Pediátrica con el premio a la mejor comunicación oral.

Su inventora ha explicado que, con este cojín, se pretende reforzar la importancia del abrazo en los cuidados de enfermería. El prototipo simula "un lecho a modo de torso humano, dotado de brazos articulados, que le aporte al bebé calidez y sonido", ya que también reproduce música o el sonido de un corazón latiendo.

Según Hernández, el objetivo de este abrazo simulado es "disminuir el estrés de los bebés" y brindarles una sensación "de seguridad y protección". En el ámbito hospitalario serviría para promover la idea de "abrazar en detrimento a la de sujetar en el ámbito hospitalario y favorecer el apego en ausencia de sus padres" y así de esta forma, "se crearía una herramienta válida para los profesionales que permita desarrollar futuras terapias y tratamientos en la profesión".

Menos lloros

Los materiales utilizados en este primer prototipo "Amb tú", han sido un reproductor de latido cardíaco, incorporado, música relajante y grabadora de voz, con gráficas de enfermería y un Pulsioxímetro (para medir de forma no invasiva y precisa la saturación de oxígeno en sangre y la frecuencia cardíaca).

Se seleccionaron diversos pacientes de la Unidad de Neonatología para observar su comportamiento con y sin el prototipo y tras un tiempo de observación, "los recién nacidos durante el tiempo en el que estuvieron con Amb tú, estaban más confortables, se ha observado una reducción del tiempo de llanto, disminución de regurgitación y de desaturaciones espontáneas" reconoce Mª Dolores Hernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente