Siempre se ha dicho que el hambre agudiza el ingenio, pero además de las ganas de comer, también le saca punta las ganas de descansar (o de hacer el trabajo más eficiente). La prueba viva nos la ha dado un malagueño de Alhaurín de la Torre que se ha hecho viral esta semana gracias a una publicación de la cuenta Social Drive en Twitter.

En la pieza, grabada desde otro vehículo, se puede ver cómo un hombre conduce una moto azul que lleva enganchada una carretilla amarilla gracias a un sistema de cuerdas que la atan a la parte trasera de la moto. El piloto, con casco y mascarilla, hace un leve saludo a la cámara cuando pasa grabando a su izquierda.

En redes sociales, el vídeo ya tiene más de 82.000 reproducciones y cientos de comentarios señalando la habilidad del sujeto para transportar la carretilla: "Eh, pero con su señalización en la rueda, eh" destaca Sergio en Twitter.