Toledo es una de las ciudades más bonitas de España a la que acuden cientos de miles de turistas, pero no solo es un lugar para ver, sino que allí viven vecinos todo el año, los cuales tienen sus problemas.

Entre ellos, y según vemos en un cartel que uno de los habitantes de la localidad ha puesto en Twitter, parece que algunas personas no saben que en su casa hay un baño y tienen la costumbre de orinar en las fachadas de otros vecinos.

"¿Por qué no meas en la puerta de tu casa?"

Aunque en el cartel han escrito “porqué” en lugar de “por qué”, se entiende perfectamente y es que debe haber varios vecinos que están cansados de que alguno emplee sus fachadas a modo de baño.

Esto no es nuevo, ya que en muchas ciudades ya hay carteles en piedra o cerámica muy antiguos que dicen algo así como “se prohíbe hacer aguas mayores y menores en la calle bajo multa de x pesetas”, puesto que ciudadanos incívicos siempre han existido.

Malos olores e insalubridad

Ahora mismo hay servicios por todas partes, como en los bares, centros comerciales e incluso en plena calle en muchas ciudades, por lo que no hay excusa a la hora de orinar en una pared.

De hecho, aunque no podamos más y tengamos que hacerlo en la calle por no orinarnos encima de los pantalones, siempre se puede buscar un sitio discreto como un seto, unos contenedores de basura, etc., asumiendo el riesgo de multa.

Lo que no es de recibo es hacerlo en una pared y siempre en el mismo sitio, pues sospechamos que el cartel no está ahí porque haya sido algo casual.

Ni siquiera en esas ciudades que parecen sacadas de un libro de arte se está a salvo de las personas incívicas, que en este caso no tienen excusa alguna, pues hay muchos sitios en donde podemos ir a hacer aguas menores si estamos fuera de casa.