09 de julio de 2010
09.07.2010
Benalmádena

Intervenidos dos barcos y 100 kilos de inmaduros

La Guardia Civil se hizo con crías de boquerones y botes de formol, sustancia tóxica que se usa para conservarlos

02.07.2010 | 20:47

Agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Benalmádena (Málaga) y la Inspección Pesquera de la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía intervinieron la pasada madrugada un total de dos embarcaciones ilegales --"sin folio ni matrícula, o con matrícula falsa"-- que estaban realizando pesca de inmaduros en el interior del puerto de Málaga, "mediante el uso de artes ilegales y botes de luz para atraer el pescado". Asimismo, se intervinieron unos 100 kilogramos de pescado inmaduro, consistente principalmente en crías de boquerones y varios botes de formol.

La operación comenzó a las 00.30 horas y finalizó a las 03.30 horas, saldándose además con la incautación de un total de dos artes ilegales --tipo boliche o copo--, dos motores ilegales, cuatro botes de luz, seis focos de luz, cinco generadores de luz, así como un artefacto flotante en forma de palé con boyas y luces a modo de bote de luz.

La actuación se enmarca dentro de los trabajos habituales que la Delegación viene desarrollando en colaboración con la Subdelegación del Gobierno, "para la erradicación de las embarcaciones ilegales que se dedican a expoliar las guarderías de alevines de nuestro caladero".

La semana pasada también se desarrolló otra operación, esta vez en las playas de El Bulto, que se saldó con la incautación de tres barcas ilegales que se dedican a la pesca de inmaduros de forma habitual.

Estas actuaciones se llevan a cabo durante todo el año, "y se verán intensificadas durante el verano, dado que es el período de mayor actividad ilegal de pesca de inmaduros, que intenta cubrir la fuerte demanda de pescado inmaduro como consecuencia de una mayor afluencia turística", según informaron desde la Junta en un comunicado.

Así, recordaron "el peligro" que entraña el consumo de pescado inmaduro, ya que "al ser un pescado ilegal, no pasa por los controles sanitarios de las lonjas", sino que su consistencia "solo puede mantenerse mediante la adición de sustancias químicas como la orina o el formol, ésta última tóxica y cancerígena".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine