04 de abril de 2018
04.04.2018
Política

El PP se querella contra el alcalde de Torremolinos y los ediles que recusaron a Del Cid

Afirma que los estatutos de la Mancomunidad recogen que los partidos pueden elegir a los vocales

04.04.2018 | 13:53
El PP se querella contra el alcalde de Torremolinos y los ediles que recusaron a Del Cid

La portavoz del Partido Popular de Torremolinos, Margarita del Cid, ha presentado una querella contra el alcalde de la ciudad, José Ortiz, y todos los ediles de PSOE, IU, CSSP y el edil no adscrito, Juan Machío, por votar sendas mociones en el último pleno ordinario del Consistorio con el propósito de intentar destituirla como vocal y, por extensión, como presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

La querella se presentó el pasado 2 de abril siguiendo los criterios de los servicios jurídicos del PP, que consideran que el alcalde y los ediles que participaron en la votación, además de la secretaria general, incurrieron en un presunto fraude al suplantar las competencias que, según el PP, confieren los estatutos de la Mancomunidad a los grupos municipales para elegir a sus representantes en la entidad comarcal.

Asimismo, el PP ha interpuesto una demanda ante el juzgado de lo contencioso-administrativo por presunta vulneración de los derechos fundamentales de la portavoz y candidata del PP, Margarita del Cid.

El PP sostiene que el artículo 3 de los estatutos de la Mancomunidad establece que "los vocales de cada formación sólo pueden ser nombrados o cesados a propuesta de su grupo político, y el pleno únicamente ratifica dicha propuesta".

Además, añaden que entre otras irregularidades, se incluyó por vía de urgencia un asunto que ya había sido tratado en el orden del día del mismo pleno "contraviniendo el reglamento de funcionamiento" y su tramitación de esta forma se aprobó sin contar con la mayoría absoluta necesarias para ello, y sólo con el voto de calidad del alcalde.

El PP insiste en que en el expediente de la convocatoria del pleno en cuestión se incluyó un informe del secretario de la Mancomunidad, de fecha 18 de marzo, que recoge como advertencia la competencias del pleno sobre este asunto "por lo que todos los ediles y la secretaria municipal tenían conocimiento de ello".

Los servicios jurídicos del PP añaden que el fraude de ley se fundamenta en el que la verdadera intención de las mociones presentadas era "imponer una moción de censura encubierta en la Mancomunidad de Municipios, ya que la intención de su cese como vocal es que deje de ser presidenta de esta institución" en una atribución de competencias, a su juicio, completamente irregular.


Añaden que se ha intentado inhabilitar a Margarita del Cid, como vocal de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental, «en un proceso totalmente irregular sin procedimiento penal ni posibilidad de defensa para la afectada».

Respuesta

La Opinión de Málaga se puso ayer en contacto con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torremolinos que respondió que la secretaria general del Consistorio emitió un informe previo al pleno en el que, a su juicio, Izquierda Unida podía presentar una moción para recusar a un concejal como representante de la Mancomunidad de la Costa del Sol Occidental, en este caso, Margarita del Cid.

En su informe, la secretaria general del Ayuntamiento de Torremolinos sostiene que la propuesta formulada por el portavoz de Izquierda Unida, como grupo político municipal, no cuestiona el artículo 67.2 de la Ley de Autonomía Local de Andalucía (LAULA), norma de rango superior que establece que los representantes se designarán por cada municipio, de forma proporcional a los resultados electorales obtenidos en los últimos comicios.

El PP aportó al pleno un informe del secretario de la Mancomunidad que sostiene que el artículo 3 de los Estatutos aprobados por el ente en 2014 concretan que los vocales serán elegidos a propuesta de los grupos políticos, pero la secretaria municipal recuerda que dichos estatutos están anulados por sentencia del TSJA de 2017.

Por ello, la secretaria insiste en que prevalece la norma superior (la LAULA) y que la moción de IU no la cuestiona ya que incluye la necesidad de votar a otro representante que presente el PP.

Y en base a ello considera que el pleno es competente para nombrar a los representantes en la Mancomunidad y por tanto para modificarlos por lo que permitió que se procediera a la votación para recusar a Margarita del Cid como vocal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp