14 de abril de 2012
14.04.2012
Punto y aparte

"Tenemos que ser más salvajes; ya está bien de ser tan correctos"

Shuarma devuelve la mirada al rock clásico en este tercer álbum, ' Grietas', cuyas canciones son un ejercicio introspectivo

14.04.2012 | 07:00
Shuarma.

Dice su hoja de promo que ha necesitado tres discos para encontrarte.
Es que las hojas de promo dicen cosas muy graciosas, y luego tienes que explicarte y€ Yo no creo en esto de encontrarse. La vida y la música es un camino, vas recorriendo etapas distintas y vas pasando por momentos muy distintos. Es cierto que me parece que este es un disco distinto a los dos anteriores de mi etapa en solitario, porque creo que es un disco sin complejos por mi parte. En los anteriores, en uno quise dejar de ser el Shuarma de Elefantes (Universo). Luego, con El poder de lo frágil quise como a mi sonido natural del rock, y creo que este es ya un paso hacia delante en el que no quiero ni ser ni dejar de ser nadie. Estoy en un momento distinto y creo que esto te lleva a otro sitio distinto.

También alude a que «quedaban algunas grietas». ¿A qué se refiere, que ha decidido titular tu disco Grietas?
Supongo que se refiere a que en los anteriores había unas intenciones claras, pero a lo mejor no acababan de resolver. Para mí, tanto Universo como El poder de lo frágil son discos de los que me siento superorgulloso y que me han traído hasta donde estoy ahora, pero el título Grietas está hablando de los accidentes que deja el paso del tiempo, e intentar ver esos accidentes como algo positivo en lugar de negativo: las grietas de una pared, una taza de té que tiene un desconchado, o la humedad en otra pared, creo que son cosas que aquí en occidente nos esmeramos en ver que no existen, tapar la grieta, cambiar la taza; sin embargo, eso refleja que ha pasado el tiempo y eso significa algo muy positivo, que esa pared está allí aguantando su peso, que han ocurrido muchas cosas, en definitiva, que han vivido y que acumula una serie de experiencias, y eso cada uno lo podemos valorar a nuestra manera. Prefiero valorarlo como algo positivo.

Las filosofías orientales tienen mucho peso en su pensamiento.
Sí, a mí me gusta cuando me dan explicaciones que me sorprenden, y en oriente tienen una forma de pensar distinta a la nuestra. Cada vez que escucho algo de allí es como que me despierta algo distinto, me enseña cosas y me hace reflexionar, plantearme las cosas desde otro punto de vista, y eso me gusta porque también es como un ejercicio mental; también creo que te ayuda a ir por la vida sin tanto sufrimiento. En occidente siempre hemos sido mucho de echarnos las culpas, y la vida es vivirla como uno puede, pero esa cultura de ´si no lo hacemos correctamente seremos castigados´, esa cultura del miedo me cuesta aceptarla. Supongo que ya de por sí soy una persona miedosa, y no me da la gana de que me pongan más miedo encima.

Llueven piedras es el single que ha elegido como presentación ¿Cuál es el mensaje que intenta lanzar? Se intuye un cierto contenido social.
Llueven piedras y Grietas en sí lo que intentan es sugerir, no es imponer mi forma de pensar ni muchísimo menos, porque creo que en el arte, la música, lo bonito es el diálogo. Llueven piedras habla de todo lo que está ocurriendo, de estos cambios que se están produciendo en España en estos momentos tan difíciles, y no únicamente aquí, también fuera, por ejemplo las revueltas del mundo árabe o todavía más lejos. Están sucediendo cambios, probablemente necesarios, pero dolorosos, y creo que es un momento importante para dar nuestra opinión sobre las cosas, contar cómo nos sentimos y además hacer que nos escuchen, porque nosotros formamos parte de todo esto. Yo estoy muy cansado de no ser escuchado, sobre todo por nuestros políticos, y ya está bien, cuando nos hagan una foto hay que sacar cara de enfado.

¿Hay una frase de la canción que dice «despedir con solemnidad a doña Inseguridad»...
Es eso que te comentaba de la cultura occidental basada en el miedo, en el ´cuidado, cuidado´, y tenemos que ser un poco más valientes. Sabes este poema de Borges: «Si pudiera vivir nuevamente mi vida volvería a cometer más errores, iría más descalzo, comería más helado€» Todo ese tipo de cosas. Creo que es un buen momento para esa poesía, tenemos mucho miedo y tenemos que llevar una vida más tranquila, incluso a veces más salvaje en relación a lo que sentimos. Ya está bien de ser tan correctos.

¿Qué busca un músico tan sensible como Shuarma a la hora de sentarse a escribir una canción?
No me planteo nada al escribir, simplemente me pongo delante de la hoja en blanco y van saliendo. No sé si esto se llama inspiración o profesión, o tal vez artesanía, pero yo no soy de esos que dicen «voy a escribir sobre no sé qué». De hecho, hay muchas veces que escribo sin saber de qué escribo, y cuando lo tengo acabado me doy cuenta de qué es lo que me preocupaba, qué llevaba dentro que necesitaba salir. Lo que cuento en este disco no es fruto de haber pensado y racionalizado qué quiero decir y cómo lo quiero decir. Lo que hay en este disco en realidad es, de una forma muy espontánea, qué es lo que ocupa mi cabeza o mi parte más emocional en estos momentos, y lo que sale es todo eso: la preocupación por todo lo que está ocurriendo alrededor, el cómo me ubico yo dentro de todo€ El disco va desgranando mi forma de sentir y entender las cosas.

¿Ha sido muy duro llegar hasta aquí? ¿Se siente ahora como más libre para contar las cosas?
La verdad es que siempre me he sentido muy libre ¿Ha sido duro? Por supuesto que sí, pero yo disfruto mucho de la música, y disfruto de todos los procesos, no sólo de subirme a un escenario y que me aplaudan, ese me gusta mucho evidentemente, pero disfruto mucho de estar contigo hablando de mi disco, de la furgoneta, levantarte a las siete de la mañana a cargar€ Aunque parezca mentira, disfruto. Sentarme en un restaurante de carretera y comerme un menú€ No sé, me gusta este tipo de vida y lo disfruto todo€ Sí, ha sido difícil, también hay momentos difíciles cuando vienes de un grupo y te separas y empiezas una carrera en solitario. Es doloroso cuando estás acostumbrado a tener mucho público y pasas a tener menos, pero yo no me metí en esto para dormir en un hotel de cinco estrellas, que me encantan por cierto, pero prefiero dormir en una pensión y dormir tranquilo, que dormir en un hotel de cinco estrellas y estar absolutamente angustiado. Entonces estoy a gusto donde estoy y lo estoy disfrutando.

«Fuimos, somos y seremos lo que queramos», canta en otra canción.
La vida es como tú la quieras ver. Puedes estar en un momento muy dulce de tu vida, pero si no lo sabes ver€O puedes estar pasando un momento muy difícil, y, si eres capaz de entender y valorar por qué estás así, puedes aprender muchas cosas también. Somos lo que nosotros queremos, la conclusión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

NOVELA Gay Talese perfila las vidas de los 'boomers' del Verrazano-Narrows mientras celebra un momento histórico de Nueva York


El Marcapáginas
Reseña de Guillermo Busutil de 'Para morir iguales', de Rafael Reig


ADEMÁS: El porqué de lo perdido | Funerales en Occitania | Los mandamientos del blues | Juan M. Pereira: como un personaje de Verne


Enlaces recomendados: Premios Cine