14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Opinión de Málaga
Málaga Patterns

Un recorrido por Málaga a través de sus azulejos

Este proyecto, creado por el diseñador gráfico Daniel Muñoz, traslada al papel patrones geométricos urbanos de los elementos más emblemáticos de la ciudad de Málaga - Una treintena de ellos se exponen en el Ateneo y otros están recogidos en el libro 'Málaga patterns: una identidad visual para la ciudad'

14.10.2020 | 05:00
Patrón del colorido cubo del Centre Pompidou.

La exposición de Málaga Patterns se podrá ver en el Ateneo de Málaga cada tarde, de lunes a viernes, hasta el próximo 27 de noviembre.

La colorida fachada de la iglesia de San Juan, el pavimento de la Alcazaba, la decoración del mostrador de la Antigua Casa de Guardia, las rejas en las ventanas del barrio de la Trinidad o la cubierta del Mercado de Atarazanas, lugares donde todo malagueño ha estado pero que pasan desapercibidos. Pequeños detalles, de gran valor gráfico y que pasan por alto.

A veces lo esencial es invisible para los ojos, por eso Daniel Muñoz, diseñador gráfico, se ha propuesto cambiarlo y mostrar al mundo la variada y rica identidad visual con la que cuenta la ciudad de Málaga.

Málaga patterns es un proyecto que recoge más de un centenar de patrones geométricos urbanos de los lugares y elementos más emblemáticos de la ciudad. Un detallado trabajo del que ahora una treintena de ellos forman parte de un libro y de una exposición que se podrá ver en el Ateneo de Málaga cada tarde, de lunes a viernes, hasta el 27 de noviembre.

«La idea surge hace un par de años, y delante de la iglesia de San Juan, que es uno de los emblemas del proyecto, me di cuenta de que Málaga tiene un gran patrimonio gráfico del que no somos conscientes», dice Daniel Muñoz.

Esto fue lo que le impulsó a realizar este proyecto, con el que pretende reivindicar los rasgos gráficos «que nos suenen o los más invisibles».

«No discrimino ni el origen ni el diseño de ningún patrón, hay elementos únicos que permanecen invisibles y es necesario visibilizarlos», reitera.

El autor reúne en sus patrones elementos ornamentales como vidrieras, zócalos o rejerías, también murales o pavimentos de distintas calles malagueñas y que pertenecen a lugares iconos de la ciudad. Una vez Muñoz los localiza, fotografía el patrón, lo aísla y lo dibuja mediante ilustración digital. Los patrones reflejan la indiscutible mezcla cultural con la que cuenta Málaga. Desde el siglo XI, con el pavimento de la Alcazaba, pasando por el siglo XV con el rombo burdeos, un trapecio añil y otro amarillo de la iglesia de San Juan, hasta patrones de este siglo, como el del colorido cubo del Centre Pompidou.


Modelos muy variados


Son numerosas figuras las geométricas recogidas por el diseñador se encuentran en espacios públicos: el pavimento blanco, gris y negro en forma de uve de la calle Sancha de Lara, el mural de la iglesia de San Felipe Neri, los mosaicos del mercado de Salamanca en la barriada de El Molinillo, las tejas del templete del jardín botánico de la Concepción y las teselas cerámicas de la librería Proteo o las baldosas con una ilustración de la rosa de los vientos de la librería Mapas y Compañía.

Y aunque sea «difícil decantarse por uno», entre las favoritas de Muñoz destacan dos en particular: la ilustración de las cinco bolas de colores –azul, roja, amarilla, negra y verde– que se encuentra a un lado de la fachada de la iglesia de San Juan.

«Me gusta su leyenda», afirma el autor. Según estas, se trata de una marca de un antiguo prostíbulo al que acudían nobles. Según otras, las circunferencias de piedra son cinco balas de cañón utilizadas durante la conquista de la ciudad.

Hay otros patrones que salen a la luz, de la memoria histórica gracias a Muñoz, como la cenefa de azulejo existente en la barra de la antigua Casa de Guardia, una composición verde, azul, negra y mostaza que pasa desapercibida a pesar de tener más de un siglo de historia.

«Cuando vamos a este lugar estamos ocupados con otros menesteres», bromea.

«Creo que proyectos como este contribuyen a acercar ese patrimonio a todos, para conocerlo y valorarlo como merece», declara.

Aunque no todos los patrones han podido ser recogidos por la exposición, el resto se encuentra en el libro: 'Málaga patterns. Una identidad visual para la ciudad, a la venta en cualquier librería malagueña, tanto online como física'.

A Daniel Muñoz le han propuesto realizar el mismo proyecto en otras ciudades: «El proyecto ya de por sí es casi inabarcable en Málaga», afirma.

«Pero no lo descarto, fantaseo con ello porque me encantaría hacerlo en un futuro», asegura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook