La plaza de toros de La Malagueta volverá a abrir sus puertas este mes de agosto. Tras un año en blanco, se recupera la actividad taurina con un ciclo reducido de dos corridas de toros y una novillada entre los días 20 y 22 de agosto.

El empresario José María Garzón, gerente de Lances de Futuro, ha sido el encargado de confeccionar unos carteles en los que se combina la presencia de las primeras figuras del toreo con la participación de toreros locales.

Comenzará el mini abono con un cartel netamente sevillano compuesto por Morante de la Puebla, Juan Ortega y Pablo Aguado, que el viernes 20 lidiarán un encierro de Juan Pedro Domecq y Parladé. Tres de los toreros más atractivos en la actualidad para los aficionados se darán cita en el ruedo de La Malagueta.

Tras cinco años de ausencia, Salvador Vega se reencontrará con los aficionados malagueños el sábado 21 para lidiar astados de Daniel Ruiz en compañía de Cayetano y Roca Rey; mientras que se completa la programación al día siguiente con novillos del ganadero antequerano Manuel Blázquez para seis novilleros de la provincia.

Los fuengiroleños Antonio Santana Claros, Juan Carlos Benítez y Curro Márquez, el rondeño Pablo Páez, el benamocarreño José Antonio Lavado, y Álvaro Passalacqua en representación de la capital, harán el paseíllo en el ‘festejo de la oportunidad’.

El acto de presentación, celebrado en el Museo de Málaga del Palacio de la Aduana, contaba con el respaldo de las principales instituciones públicas, con la asistencia del Consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía Elías Bendodo, el presidente de la Diputación Francisco Salado, y el alcalde Francisco de la Torre; además de los diestros Salvador Vega y Pablo Aguado, y algunos de los novilleros participantes.

El empresario José María Garzón ha destacado que los festejos tendrán carácter benéfico, dedicándose un porcentaje de la recaudación a la Fundación El Pimpi y las Hermanitas de los Pobres; queriéndose realizar en el cartel un homenaje al diestro Pepe Luis Vázquez en el centenario de su nacimiento.

El presidente de la Diputación informaba que el primero de los festejos tendrá carácter picassiano, con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica Provincial. “La Malagueta por fin volverá a abrir sus puertas tras casi dos años”, indicó para asegurar que “Málaga necesita a la tauromaquia, y la tauromaquia necesita a Málaga”.

Los festejos se celebrarán con un aforo del 50 por ciento y con el cumplimiento de todas las medidas sanitarias; un aspecto que destacó en su intervención el alcalde, confiando en que la incidencia de contagios se reduzca con el compromiso de toda la ciudadanía.

Elías Bendodo, por su parte, afirmaba que “retomar las corridas de toros en La Malagueta es una muestra de que poco a poco vamos recuperando la normalidad”. Incidió en “el apoyo decidido de la Junta de Andalucía al mundo del toro con ayudas, porque entendemos que es una fuente de riqueza cultural y económica”.

Finalmente, tras el agradecimiento de los representantes de las entidades beneficiarias, Salvador Vega quiso reconocer la labor del empresario José María Garzón “por no quedarse cruzado de brazos, ya que la mejor forma de defender los toros es celebrando festejos de calidad”.

En este mismo sentido, Pablo Aguado recalcó la experiencia de la empresa para celebrar espectáculos en este marco de la pandemia. “Siempre que se presenta un cartel es motivo de alegría porque damos un paso más para superar esta situación”, indicó.

Los abonos se pondrán a la venta a partir del 9 de agosto para abonados de años anteriores, comenzando el día 12 con los nuevos. Las localidades sueltas podrán ser adquiridas desde el 16 de agosto tanto en las taquillas de la plaza de toros como en la web de la empresa.