El actor y director Antonio Banderas y el compositor y productor Andrew Lloyd Webber han puesto en marcha un proyecto conjunto, APS, una empresa con la que impulsarán el desarrollo de teatro musical en español, con "parámetros de calidad como los que buscan en Broadway y el West End" y en nuevos espacios para ofrecer una "experiencia completa".

"Hay que quitarle al teatro el sabor a rancio", ha subrayado Banderas en una mesa redonda en la que ha presentado junto a Lloyd el proyecto, el cual aún está naciendo pero pretende responder al "emergente" mercado internacional del teatro musical.

Para ello, APS, que viene de "amigos para siempre", como ha asegurado Lloyd, empezará llevando a las tablas, precisamente, obras del autor británico, como pueden ser 'El fantasma de la ópera', 'Jesucristo superstar, 'Evita', 'Sunset boulevard', o 'Song and dance', está última en la que el malagueño tiene gran interés.

"Ahora mismo contamos con una obra muy fuerte de Andrew, con la experiencia de profesionales y con la idea de hacer teatro musical en español a grandes niveles de calidad. No se trata solo de una productora", ha indicado Banderas, en declaraciones recogidas por Europa Press.

El actor malagueño ha incidido en que no se han definido aún las obras que se llevarán a cabo y "no hay fecha concreta de montajes", pero este verano se empezará a trabajar en el lanzamiento de "una o dos" propuestas y se buscarán los espacios adecuados.

En proyecto, una escuela técnica del Teatro del Soho

El actor y director Antonio Banderas ha avanzado que abrirá con el Teatro del Soho Caixabank de Málaga una escuela técnica que se ubicará en un espacio de 8.000 metros cuadrados que ya ha adquirido en la ciudad.

Banderas señaló que el mencionado espacio contará también con salas de ensayo, black boxes y un teatro «con 2.000 localidades», que albergará conciertos de la Orquesta Sinfónica del Soho, entre otras propuestas.

El objetivo del actor es mantener el «ADN educativo» de Teatro del Soho formando a profesionales técnicos «de altura» porque es «difícil» encontrarlos. «La gente se los rifa», avisó. En este sentido, el malagueño incidió en que es necesario decirles a los miles de estudiantes de interpretación, que «no va a ser posible» para todos convertirse en actores, y animarles a tomar otras salidas, como las profesiones técnicas del sector de las artes escénicas. «Hay que sacarlos de ahí y entrenarlos, porque hay un mundo profesional bastísimo, enorme. Lo que puede crear esta compañía [el Teatro del Soho CaixaBankk es un tráfico de talento enorme, no solo de los que se suben al escenario», sentenció el empresario.