La nadadora malagueña María de Valdés, quinta en la prueba de 5 kilómetros de este lunes, aseguró tras la carrera tener "muchas ganas" de disputar la prueba de 10 kilómetros este próximo miércoles, en la que espera "hacerlo igual o mejor". El oro fue para la brasileña Ana Marcela Cunha (57:52.90), que se impuso en el esprint final a la francesa Aurelie Muller (57:53.80) y a la italiana Giulia Gabbrielleschi (57:54.90).

La joven nadadora de 23 años admitió que empezó la prueba "con la mente pensando que iba a ser una carrera complicada", porque, según explicó, "estar codo a codo con las mejores del mundo, al final, se nota".

La malagueña pudo resarcirse de la dura descalificación del domingo en el relevo para firmar una excelente actuación en el lago Lupa, donde entró en el grupo cabecero en la primera 'curva' y tras la primera vuelta del circuito era décima.

En la segunda vuelta, De Valdés ganó tres puestos para posicionarse con las mejores, y entró séptima en el último giro antes de mejorar dos lugares para garantizarse el 'Top 5' y cruzar la meta en 57:59.00. Por su parte, la debutante ilicitana Ángela Martínez supo remontar de la vigésima quinta a la decimocuarta posición final (1:00:49.50).

"Principalmente quería hacer un top 10" detalló la malagueña, que afirmó estar "muy contenta" con el quinto puesto, el mejor de su vida en aguas abiertas, como ella misma desveló.

"Quiero agradecérselo a mi entrenador, que no puede estar aquí, a mi familia, que me apoya desde la distancia, y a vosotros también, por estar aquí conmigo" terminó agradeciendo De Valdés.

Sobre sus posibilidades el miércoles en el lago Lupa, Sergi García, entrenador de la Real Federación Española de Natación, comentó que "la cosa se complica, porque evidentemente las rivales son más duras, y es la prueba olímpica".

No obstante, dejó la puerta abierta a la esperanza: "María, tal y cómo venía, después de este resultado va a salir reforzadísima, y se lo tiene que creer, que puede estar ahí y ser protagonista".

"Se ha quedado a un suspiro de las medallas. Quinto está bien, pero somos muy exigentes y queremos medallas" sentenció García.