20 de julio de 2018
20.07.2018
Tendencias

Alojamientos con sabor

Los hoteles gastronómicos han proliferado en Málaga para ofrecer mejor servicio a huéspedes y clientes residentes

20.07.2018 | 05:00
El servicio de habitaciones del Hotel Málaga Premium ofrece una carta de sushi.

Gastronomía Michelin

  • Hotel Reserva del Higuerón. Este hotel de lujo de Fuengirola acoge al afamado ´chef del caviar´, Diego Gallegos, en dos versiones. Por un lado, el restaurante con una estrella Michelin, Sollo, especializado en pescados de ríos, sobre todo en esturión, de ahí el sobrenombre. Los jardines del hotel albergan un sistema de acuoponía que nutre al restaurante a través de un sistema sostenible de producción simultánea de plantas y peces que combina la acuicultura, esto es, cría de peces de río en este caso, con el cultivo hidropónico, cultivo de plantas en agua. Así, la garantía de frescura de la materia prima es máxima. Sólo ofrece servicio de cena con un menú degustación. El corto a 75€ y el largo a 100€. Perfecto para los amantes del pescado. Pero no es la única oferta gastronómica del hotel. El Arara Bistro Bar, también del mismo chef, es una apuesta más informal de cocina brasileña, peruana con toques andaluces y orientales en el que los ceviches, los panes baos y las ostras, son los protagonistas. Akira Japonese Cuisine completan los servicios gastronómicos del hotel. La carta es a base de platos preparados al momento como el sushi, el sashimi y otros de creación propia de comida fusión.
  • Complejo vacacional Greenlife Golf. El emblemático restaurante El Lago lo abrió en el año 2000 el grupo empresarial Greenlife Estates para dar servicio a las suites, apartamentos y estudios del lujoso complejo ubicado en Marbella. Y tal fue la apuesta por la calidad que en 2005 logró la estrella Michelin que aún conserva. Ofrece menú degustación, aunque acaba de estrenar un nuevo concepto de carta de mediodía: Midi. Se trata de una propuesta informal, sana y sabrosa con una puesta en escena estética y divertida. Entre sus propuestas están las patatitas ratte en salsa brava y alioli, el ceviche de pescado con lima y cilantro o el clásico pollo al ajillo con patatas paja. Además, también han recuperado tres emblemáticos platos de la carta de la noche como el tomate semiseco con crema de queso de Coín y membrillo; el pulpo a la brasa con crema de patata y mahonesa de jengibre y la codorniz con crema de pimientos fritos y morcilla dulce. Entre sus postres destacan el cilindro de chocolate blanco con sorbete de frambuesa, las fresas con requesón, albahaca y helado de nata y la milhojas de nata y crema. El precio ronda entre los 35 y los 40€ por persona.
  • Hotel Finca Cortesín. Kabuki Raw es el restaurante japonés de Ricardo Sanz en el lujoso hotel de Casares, cerca de Marbella, al que le otorgaron al pasado 2015 la estrella Michelín. Con ésta ya van cuatro las que tiene el grupo Kabuki, dos en Madrid y otra en Tenerife. Este grupo de restaurantes cuida mucho los detalles y se mimetiza con los ambientes consiguiendo armonizar su cocina sin perturbar la esencia del establecimiento hotelero. Al frente de esta cocina está el chef Luis Olarra, que se formó a la vera de Ricardo Sanz en el madrileño Kabuki Wellington. Su jefe de cocina se ha sabido fusionar con su entorno andaluz y malagueño poniendo en la mesa platos tan reconocibles como las tortillas de camarón salvaje, el ajoblanco o el usuzukuri de toro y pan de mollete. Además de las creaciones clásicas de la cocina Kabuki y de la ortodoxia japonesa. Sello de la casa. Cabe destacar que utiliza productos orgánicos de la huerta del propio hotel. Además, trabaja con el jefe de sala y director del restaurante, Hiromi Okura y con el sumiller Agustín Navarro para completar la experiencia gastronómica. El ticket medio de consumición, a partir de 85€.

Los restaurantes de los hoteles eran esos lugares que se visitaban, si se daba el caso, durante la estancia y sólo para el desayuno. Y, ni que decir tiene que, si no te alojas en él, no se te pasaba por mente pisar tan siquiera su cafetería. Es sólo para clientes. Una regla no escrita pero que hemos cumplido religiosamente. Sin embargo, cuando se lograba atravesar esa barrera invisible a menudo se encontraba una carta con propuestas caras, alejadas de la actualidad gastronómica y, en ocasiones, carentes de la calidad que sí reflejaban otros servicios del hotel. Sin embargo, esta pauta se ha roto. Esa disrupción llegó primero de la mano de las terrazas que comenzaron a usarse de forma pública y ahora toca el turno a los restaurantes. Actualmente, la tendencia es crear locales diseñados para atraer a los huéspedes y abiertos al disfrute del residente. Menús ejecutivos, eventos y puertas bien diferenciadas de la recepción del hotel han creado la cultura del hotel gastronómico que en Málaga ha calado generando propuestas de cocina saludable, kilómetro cero, internacional o incluso con estrellas Michelin.

Uno de los primeros en utilizar dicho concepto en la capital fue el hotel Málaga Premium***, del Grupo Premium. Un hotel con poco más de un año de vida cuya visión tenía claros tintes culinarios. Este hotel está diseñado expresamente para atraer al residente. Su cafetería, Bendito, está a pie de calle y con grandes cristaleras que invitan a pasar para degustar desayunos, menús ejecutivos y su barra de sushi. Un concepto muy de la street food de Londres o Barcelona. En la primera planta se encuentra Yubá con una oferta gastronómica de propuestas internacionales y creativas. A los mandos, el chef ejecutivo Mario Rosado. Él diseña las cartas y en el última encontramos una lasaña coreana de vaca vieja, tuétano asado y bechamel de cabra o un salmón micuit con cremoso de arroz venere. Platos africanos, vietnamitas o japoneses conforman sus propuestas. Otro ejemplo de innovación es que el servicio de habitaciones se basa exclusivamente en sushi recién hecho. El ticket medio es de 35 euros.

Otra cadena hotelera que ha apostado fuerte por la gastronomía es el Grupo Gallery. Sus tres hoteles tienen conceptos muy diferentes. En Málaga en el hotel Molina Larios**** han creado un restaurante moderno y acogedor. Matiz abrió sus puertas a principios de verano de la mano del chef Marcos Granados quien juega con las texturas, los puntos de cocción y los tiempos de maduración, para crear un universo de matices gastronómicos materializados en una carta de base tradicional, mediterránea, fresca y actual. Otra forma que tiene este hotel de abrir su local a sus huéspedes es ofreciendo una copa de bienvenida en el propio restaurante. Excusa perfecta para que echen el ojo a la ensaladilla rusa con centollo, los canelones de chivo malagueño, su jugo trufado y portobello a la parrilla o el sashimi de salmonete con aliño moruno. El precio medio es de 35€. También disponen de una terraza rebautizada como The Top donde hay tapas y coctelería con vistas al puerto. Un buen plan para una noche de verano.

Kirei Valeria es otra buena opción para los amantes de la cocina japo. Su local se encuentra en el hotel Room Mate Valeria****, también en el centro. Su apuesta viene refrendada por el archiconocido y galardonado Grupo Kabuki, quien creó la línea Kirei, el hermano pequeño, para abrirse a un público más amplio. Misma materia prima pero más económico con un ticket medio desde 30€. Los fogones están pilotados por el chef Germán Contreras quien elabora los clásicos de la casa: nigiri de huevo de codorniz con paté de trufa blanca; futomaki de pato o baos de carrillera de ternera, cangrejo, langostinos o cordero. La vieira usuzukuri con sal de chorizo y sal negra hawaiana, triunfa. Eso sí, el sushi es el mismo que se hace en Kabuki. Además, también sirven para llevar.

Fuera de la capital, en la Axarquía hay un hotel de tradición muy arraigada a la gastronomía desde sus comienzos, hace 15 años. La Viñuela****, del Grupo B bou, es un referente en la zona. La oferta es axárquica, malagueña y andaluza. La misma para los tres hoteles del grupo. La apuesta son los productos de kilómetro cero. El paté de chivo o ´foie axárquico´, clásico de la casa, es un buen ejemplo. El chef ejecutivo del grupo, Manuel Ramos hace dos cambios de carta al año: primavera-verano y otoño-invierno. Le gusta los productos de temporada. Tartar y croquetas de salchichón de Málaga, tomate de Vélez, y el gazpacho con virutas de ibérico y helado de AOVE, nunca fallan. Además, han creado una bodega de vinos de la Axarquía y Ronda. Y a los huéspedes, la bienvenida en las habitaciones es con lavanda y romero del huerto. El detalle especial: torta de Algarrobo, pasas e higos de la comarca.

Por su parte, el hotel Holiday World de Benalmádena creó en 2010 una cocina fresca e innovadora y con un claro sabor de Málaga. Gazpachuelo y ajo blanco malagueños, chuletitas de cordero lechal de la Axarquía, y productos de la zona como queso payoyo, miel de caña de Frigiliana, almendras o vino Pedro Ximénez están muy presentes en las elaboraciones del restaurante. Ticket medio 45€.


Gastronomía cinco estrellas


Kempinski Hotel Bahía*****GL de Estepona reabrió sus puertas en marzo con los nuevos establecimientos de gastronomía bajo el concepto de restauración El Paseo Del Mar.Locales diseñados para huéspedes y residentes y compuesto por Black Rose The Bar, Spíler Beach Club y Baltazár Bar & Grill. Éste último es un restaurante ubicado junto a la piscina con un asador para carnes y pescados. Cuenta con un horno tandoori que usan para hacer pan casero que acompaña el pollo y el rib eye con mantequilla de chalota y oporto. También destaca su versión de langostinos al pil pil con chili y el ceviche de lubina. La crema catalana con piñones tostados, naranja caramelizada y almendras es la terminación dulce más relevante de este restaurante.

A las faldas del Torcal se encuentra el imponente hotel Convento La Magdalena***** del Grupo Antequera Golf. Se trata de un histórico edificio del s. XVI restaurado por completo y con una gastronomía basada en productos de cercanía con poca técnica para respetarlos. La cocina al vacío es la mejor aliada del chef ejecutivo del grupo, David Muñoz. El carabinero asado sobre arroz cremoso de boletus y polvo de queso payoyo, el chivo lechal malagueño a la pastoril o el tartar de atún rojo con aguacate de la Axarquía y anacardos son algunas de sus mejores creaciones. Además, el grupo tiene un restaurante en el campo de golf tipo asador especializado en arroces al horno de leña. Cinco caldosos y cinco secos. El comensal también puede optar por el cochinillo, lechazo o vaca madurada. La cuenta, unos 45€.

Pero comer sano y nutritivo cobra otra dimensión en el exclusivo hotel Villa Padierna Thermas***** GL, de Carratraca. Único en Europa por sus aguas medicinales. Desde febrero su restaurante se abre los fines de semana para los residentes y turistas de la zona. Andrés Ruiz, el chef, es un virtuoso ya que logra diseñar menús apetitosos para los huéspedes según las indicaciones personalizas de una doctora y una nutricionista. Listón que no baja en la carta de fin de semana. Aquí todo es orgánico, bajo en calorías y sin tóxicos, pero muy muy sabroso como la corvina con chutney de tomate y verduritas de temporada, el meloso de ternera a la rondeña con boniato asado o el brownie vegano sobre lasi de mango, cardamomo y espuma de coco y piña. La carta varía a diario y el precio medio del menú abierto al público es de 35€. Merece la pena darse un festín saludable.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Gastronomía


Recetas de verano para los niños.
Recetas de verano para los más pequeños

Recetas de verano para los más pequeños

Platos nutritivos y refrescantes para hacer frente al calor de esta temporada estival

Así se recuperan las patatas fritas del día anterior

Así se recuperan las patatas fritas del día anterior

Para salvarlas es indispensable contar con una sartén y dos cucharadas de aceite

Tés e infusiones frías para el verano

Tés e infusiones frías para el verano

Con dulce, fruta, hierbas aromáticas y hielo podrás disfrutar del refresco más sano contra el calor

Alimentos que nunca deberías lavar

Alimentos que nunca deberías lavar

El agua puede favorecer, en algunos casos, la exposición innecesaria a ciertas bacterias

Maneras fáciles de reducir la cantidad de azúcar en la dieta

Maneras fáciles de reducir la cantidad de azúcar en la dieta

Cada vez se consumen más azúcares simples, lo que afecta también a nuestra salud

Los ´mug cakes´ de chocolate al microondas

Los ´mug cakes´ de chocolate al microondas

En pocos minutos los amantes del dulce podrán disfrutar de este sencillo postre

Siete razones para no parar de comer sandía este verano

Siete razones para no parar de comer sandía este verano

El 91% de su totalidad es agua, mientras que el resto son vitaminas, fibra y azúcares

Enlaces recomendados: Premios Cine