15 de julio de 2008
15.07.2008
Por primera vez en España

El Hospital Infanta Sofía extirpa una vesícula por el ombligo

15.07.2008 | 16:32

Cirujanos del hospital madrileño Infanta Sofía, en colaboración con cirujanos del Puerta de Hierro de Madrid, han practicado con éxito y por primera vez en España, y la tercera en Europa, la extirpación de la vesícula a través de un solo orificio, el ombligo.

En una conferencia de prensa celebrada hoy, Carmen Martínez de Pancorbo, directora gerente del centro hospitalario, indicó que la operación fue llevada a cabo el pasado 10 de julio a dos mujeres de 28 años con el fin de extirparles la vesícula, ya que padecían cálculos biliares.

Sendas operaciones tuvieron una duración de una hora y media y cuarenta minutos, respectivamente.

"Ambas se encuentran perfectamente y en menos de 24 horas recibieron el alta hospitalaria", explicó Martínez de Pancorbo.

Esto es posible gracias a esta técnica mínimamente invasiva, en el que "el tiempo de recuperación se reduce considerablemente al igual que, el uso de analgesia posoperatoria también es menor y los resultados quirúrgicos son mejores frente a la laparoscopia convencional", indicó el cirujano del hospital Infanta Sofía, Jesús Garijo.

La laparoscopia es una técnica mínimamente invasiva que proporciona ventajas para el paciente fundamentalmente porque las incisiones son más pequeñas, siendo menos agresiva que la cirugía tradicional.

Hasta ahora, en este tipo de cirugía se practicaban 3 o 4 incisiones en el abdomen.

Sin embargo, en la intervención realizada en el hospital Infanta Sofía se ha utilizado el ombligo como única puerta de acceso a la cavidad abdominal para poder extirpar la vesícula.

Los principales beneficios para el paciente, según Garijo, son un menor dolor posoperatorio; una recuperación más rápida; menores complicaciones relacionadas con la herida y la ausencia de secuelas estéticas.

Para llevar a cabo esta operación se contó con un dispositivo de última generación, una torre de laparoscopia con un sistema de visión que incorpora un microchip de punta de 5 mm de captura de imagen que aumenta la definición visual del interior del abdomen, lo cual permite manipular la vesícula, según Garijo.

En relación al futuro de este tipo de intervención en el citado centro hospitalario la directora gerente subrayó que el uso de esta tecnología "no supone desterrar la cirugía abierta" y subrayó que hay que "consolidar muchos pasos hasta generalizar esta técnica".

Al respecto Garijo, indicó que en cuanto se comercialice el aparato utilizado en España, el hospital realizará los pasos necesarios para su adquisición.

En Europa, la operación ya se llevó a cabo en mayo de 2007 en India y el Reino Unido, indicó Jesús Torres, jefe del servicio de cirugía del hospital Infanta Sofía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga