Los hoteleros de Málaga han afirmado este miércoles que la recuperación del turismo británico en la Costa del Sol y Andalucía pasará este año esencialmente por asegurar un buen ritmo de vacunación y por matener el control de los contagios por cada 100.000 habitantes, y han recordado que los viajeros de este mercado emisor, clave para el litoral malagueño, "están deseosos de retomar sus vacaciones después de tanto tiempo de confinamiento y de restricciones a los viajes".

"Todo lo que trabajemos para no ser percibidos como un destino de riesgo redundará en la recuperación del mercado británico, pero todo pasa por aumentar el ritmo de la vacunación y bajar el índice de contagios, no hay otra", ha señalado la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), presidida desde este pasado mes de marzo por José Luque. En este sentido, una encuesta de la aseguradora AllClear Travel afirma que los británicos (concretamente un 44% de los encuestados) visitarán países con buenas cifras de contagio, poniendo la seguridad sanitaria como prioridad.

El colectivo ha añadido que están también obligados a ejercer como "lobby" para que, a través del Gobierno central, se pueda lograr a corto plazo, para Andalucía en general y para el aeropuerto de Málaga en particular, un corredor verde con el Reino Unido. El objetivo es que en el medio plazo y, pesar del Brexit, "los condicionantes a los movimiento de ciudadanos británicos a España se flexibilicen y faciliten".

"La demanda potencial de británicos la tenemos, la clave para que el verano funcione está en conseguir buenos resultados en los exámenes de junio. El aumento de la demanda permitirá la reactivación de conectividad aérea", comenta Aehcos.

Según los hoteleros, todo parece indicar que las medidas que el Gobierno británico adoptará el próximo 12 de abril estarán basadas en un sistema de semáforo cuya variación dependerá de la variación de esos dos factores: ritmo de vacunación y nivel de contagios. El semáforo funcionará, en principio, a partir del 17 de mayo. Los británicos que viajen a países en "verde" no tendrán que hacer cuarentena a su regreso al Reino Unido, pero sí en el caso de un territorio en "amarillo", mientras que aquellos que hayan estado en un destino en "rojo" deberán cumplir un periodo de aislamiento de diez días en hoteles designados por el Gobierno.

"Las claves de la recuperación del mercado británico para Málaga y Andalucía dependen esencialmente de que se controle eficazmente la evolución de la pandemia, tanto en Reino Unido como en España. La exitosa campaña de vacunación en el Reino Unido es sin lugar a dudas una oportunidad para nuestro destino, pero debe ir acompañada de una buena evolución de la pandemia en España y en particular en Andalucía", ha señalado. 

Reino Unido es el principal país extranjero emisor de pasajeros a Málaga. Tres de cada diez pasajeros que llegaban en el 2019 al aeropuerto de Málaga eran británicos. Según datos de AENA, durante ese ejericicio llegaron a Málaga 2,93 millones de pasajeros procedentes del Reino Unido, lo que supuso un aumento del 2,40% respecto al año anterior y un crecimiento acumulado del 24,76% respecto al 2015.

Aehcos ha apuntado además que dos de cada tres viajeros hoteleros británicos alojados en Andalucía durante 2019 eligieron Málaga para su estancia (64,5%). La caída de viajeros británicos en 2020 para la Costa del Sol ha sido de 2,2 millones, pasando de los 2,93 millonesde 2019 a poco mas de medio millón durante 2020.

En relación a las consecuencias del Brexit sobre el turismo, Ahecos dice que sólo una fuerte devaluación la libra podría afectar al sector hotelero, en la medida en que los precios al cambio del euro se elevarían. "Es cierto que la economía británica se ha visto, como otras, impactada por la crisis Covid y es previsible por tanto que ello afecte al PIB y genere desconfianza en el consumidor, pero por otro lado los británicos están deseosos de retomar sus vacaciones después de tanto tiempo de confinamiento y de restricciones a los viajes" han insistido los hoteleros. 

Aehcos es una agrupación que cuenta con cerca de 350 establecimientos hoteleros asociados, que representan más de 88.000 plazas de alojamiento y suponen el 85% de las plazas hoteleras de la provincia de Málaga. Con más de 43 años, es la asociación hotelera más antigua de España y la más numerosa considerando el número de asociados que agrupa.

Asimismo, cuenta con más de 100 empresas colaboradoras del sector del turismo, que apoyan con condiciones especiales a los asociados, intensificando la labor de la asociación a favor de una mejora continua del destino Costa del Sol.

Oferta de las aerolíneas

Por su parte, Turismo Costa del Sol, organismo dependiente de la Diputación de Málaga, ha afiirmado que se encara el principio del verano "con cierto optimismo, aunque con prudencia" y aseguró que se observan "indicios de reactivación turística" en el impulso de la oferta de las aerolíneas entre mayo y julio.

A la cabeza está el Reino Unido. La oferta de asientos prevista desde allí superará los 615.000, con un incremento del 214% con respecto al mismo periodo del año pasado, lo que significa que una de cada cuatro plazas hacia Málaga tendrá su origen en una ciudad británica. Serán 15 las ciudades emisoras del Reino Unido que se conectarán con Málaga. Destacan Londres (ofertará 251.000 plazas), Manchester (58.700) y Birmingham (37.600).

La consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita del Cid, ha asegurado que estos datos, "son muy positivos y necesarios, ya que nos da esperanzas de encaminarnos hacia una cierta normalidad en un periodo muy importante".

Las distintas compañías aéreas tienen planificado ofertar 2,29 millones de plazas hacia Málaga en mayo, junio y julio. De esa oferta, 1,8 millones corresponden al extranjero. «Parece que la reactivación de los flujos turísticos empieza a ser una realidad», afirmó. No obstante, comparado con 2019, se comprueba cómo todavía se ofertan un 32% menos que en un año normal, antes del Covid.

España ocupa el segundo puesto en oferta con 432.052, un 300% más. Le sigue Francia, con 177.283 y un crecimiento del 387%. Las dos ciudades donde se concentra la emisión son París, con 92.600, y Nantes, con 20.400.

En tercer lugar se situaría Holanda, donde habrá 157.000 plazas con un alza del 156%, sobre todo de Amsterdam (100.200) e Eindhoven (35.200). Alemania ofertará 151.000, con un incremento del 154% y Frankfurt (48.603) y Dusseldorf (25.269) como principales emisoras. Otros mercados relevantes son Irlanda (86.754), Italia (80.488), Dinamarca (76.454), Bélgica (76.229), Suecia (68.814), Noruega (68.673), Suiza (67.271) y Marruecos (52.905).

Del extranjero, la gran mayoría de los pasajeros vendrán a través de Ryanair: uno de cada cuatro, con una oferta de 475.000 plazas. También es resaltable EasyJet (con 269.259 y un crecimiento del 508%), Vueling (con 134.816 y un alza del 2.780%) y Jet2.com (con 103.056 y una subida del 138%).