La compraventa de viviendas registró en el mes de febrero un total de 43.185 operaciones a nivel nacional, la cifra más alta que se observa desde hace justo un año, antes de que se desatara en España la pandemia de coronavirus. En el caso de la provincia de Málaga, la tónica fue similar, con 2.435 ventas que suponen el mayor guarismo desde el estallido del Covid.

Con esta caída, el mercado inmobilario malagueño encadena tres meses de subida desde su último retroceso, que se produjo el pasado mes de noviembre, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A nivel nacional, la compraventa de viviendas encadena dos meses consecutivos en negativo tras los repuntes de noviembre y diciembre y un recorte acumulado del 10% en lo que va de año.

La vivienda nueva sigue siendo la única que crece y por primera vez en más de seis años y medio (desde julio de 2014) en España se vendieron más de 10.000 en un mes. En concreto, en febrero se registraron 10.130 compraventas de vivienda nueva (el 23,5% del total), una cifra que arroja un aumento del 11,1% con respecto a un año antes.

Por el contrario, las de vivienda usada (que siguen siendo las más predominantes con el 76,5% del total) siguieron disminuyendo, un 8,1% en tasa interanual, hasta las 33.055 transacciones.

Síntomas de mejora

Según Fotocasa, los datos de febrero muestran el dinamismo, la capacidad de recuperación del sector inmobiliario y el gran interés que tienen los españoles por cambiar de casa tras el confinamiento.

Después de un año de crisis sanitaria las transacciones superaron por primera vez la barrera de las 40.000 operaciones volviendo a niveles similares a los observados en 2019 y erigiéndose como uno de los motores de la recuperación económica de España, agrega el portal inmobiliario.

Por su parte, Idealista indica que, aunque los valores de febrero son aún inferiores a los de un año antes, la diferencia es cada vez menor y dibuja un escenario que apunta a crecimientos interanuales en el número de operaciones, que de seguir correctamente los procesos de vacunación podrían ser muy significativos.