04 de febrero de 2010
04.02.2010
Sociedad

La memoria histórica de la cárcel

La prisión de Alhaurín de la Torre deposita en el Archivo Histórico Provincial más de 17.000 antiguos expedientes de presos que cumplieron sus condenas entre los años 1929 y 1958

04.02.2010 | 06:00
Prisión. El delegado de Cultura recibe de manos del director de la cárcel (d.) uno de los expedientes.

La cárcel también tiene pasado. El director del centro penitenciario de Málaga, Antonio Guerrero, entregó ayer al delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Manuel Jesús García, un nuevo lote de antiguos expedientes de presos que serán custodiados por el Archivo Histórico Provincial. En total, fueron 17.000 los archivos que la prisión le ha hecho llegar a la Administración autonómica. Ésta es la cuarta transferencia de documentación que la cárcel ha realizado, con lo que el número de expedientes supera los 60.000.
Los archivos se refieren a presos que cumplieron sus condenas entre 1929 y 1958, el periodo más convulso de la historia reciente de Málaga: el final de la Monarquía, la II República, la Guerra Civil y la más dura posguerra, épocas marcadas por el hambre y el aislamiento. Estas carpetas constituyen una auténtica radiografía de la evolución delictiva de Málaga: en ellas se recoge desde la historia de desertores de la Guerra de Civil, a simples personas sospechosas de tener ideología republicana. Incluso, se muestra el caso de algunos internos que robaron gallinas para aliviar el hambre, problema endémico de nuestro país.
Cada uno de los expedientes contiene una anotación a lápiz que indica la fecha de liberación del preso; en algunos casos, se escribió junto a la fecha de salida un conjunto de siglas que muestran el trágico desenlace de la vida del reo: ´L. N.´, o ´Libertad Negra´, como se denominaba a la salida del presidio de los reos para ser fusilados.
Además del historial penitenciario, el expediente contiene la llamada ´hoja de filiación´, con la fotografía y las huellas dactilares del interno, explicó Antonio Guerrero. Más allá de esta primera página, se incluyen todas las instancias remitidas a los juzgados, las salidas del recluso para ir a juicios, reconocimientos forenses y recomendaciones del párroco para dar fe de la buena conducta del preso en cuestión.
Lo ideológico predomina en estos expedientes, sobre todo en los que se hicieron a partir de 1936. En ellos se puede observar la evolución de algunos movimientos como el anarquista, o la feroz depuración que se llevó a cabo contra las personas de ideología republicana por parte de las tropas rebeldes. Así, permitirán ahondar en la recuperación de la memoria histórica.
Manuel Jesús García afirmó que "estos expedientes pueden proporcionar numerosos datos de interés a investigadores y particulares preocupados por la suerte que corrieron sus familiares encarcelados". De estos expedientes se puede extraer información sobre posibles fallecidos en fosas comunes o facilitar la obtención de certificados para probar la nacionalidad de los descendientes de exiliados.

Origen. Todos ellos proceden de la prisión provincial de Málaga, de la Central de Mujeres y de los partidos de Antequera y Ronda. García destacó además el trabajo de organización, ordenación y descripción que se realiza en el Archivo Histórico Provincial, lo que permite encontrar reseñas entre cientos de miles de documentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook