17 de mayo de 2010
17.05.2010
Cocheras y talleres

El cerebro del metro ya toma cuerpo

Metro Málaga ha construido más del 60% del complejo de Los Asperones. La obra debe estar terminada para marzo de 2011, cuando reciban los primeros coches

17.05.2010 | 07:00
Imagen del Puesto Central de Control del metro de Sevilla, que es gemelo del futuro que se construirá en Málaga.

Hace poco más de año y medio, había una cañada de 20 metros de profundidad, con tierras arcillosas y de vertidos de otras grandes obras de infraestructuras. Casi un millón de metros cúbicos después y un año de trabajo, se empiezan a levantar las primeras estructuras que conforman el cerebro del metro de Málaga: las cocheras, los talleres y el puesto de control.
Situado en Los Asperones, este complejo de edificios constituye el elemento central de la red de metro de la ciudad. Allí muere la línea 1 y será el punto básico de la gestión del suburbano. Mantenimiento, reparaciones, conservación, vigilancia y control se unifican en un mismo punto, aunque distribuidos en varias naves de color gris que ya se alzan en el paisaje.
Un recorrido por este entorno permite ver cómo serán las cocheras. Las vías, que durante el último kilómetro y medio no tienen utilidad comercial, se dirigen a la esquina de la parcela. La idea es que tracen un amplio arco perimetral por la parcela que permita la entrada y distribución de los trenes por las distintas dependencias.
La primera nave que se van a encontrar es la estación de servicio y zona de mantenimiento. Tiene una longitud de 36 metros, lo suficiente para que entre un tren completo. Uno a uno, cada día, irán accediendo a este edificio al terminal su servicio. Allí se les realizará una revisión rápida de los principales componentes, la mayoría situados en el techo del vehículo. Equipos eléctricos, aire acondicionado y luces serán comprobados de forma rutinaria, en un proceso que durará poco más de 5 minutos. También se les llenará el depósito de la arena que echan a los raíles para ayudar a las ruedas a desplazarse en cuesta o curvas muy pronunciadas.
El siguiente paso será pasar por unas máquinas de lavado para la parte exterior del vehículo y que todavía no se han instalado.
Los trenes de metro harán noche en las cocheras, que tienen unos 130 metros de longitud y capacidad para 16 trenes de una vez. Está compuesta por dos grupos de cuatro vías, cada una de las cuales acogerá cuatro vehículos completos. No obstante, ya está prevista una ampliación de las mismas dimensiones en el solar contiguo, lo que ampliarán a 32 los trenes que se pueden atender.
El director de Explotación de Metro Málaga, Andrés Gabarain, explicó que se han comprado 14 trenes que está construyendo CAF y que empezarán a recibir en marzo de 2011, fecha en la que está previsto disponer de las instalaciones. No obstante, Gabarain apuntó que se está planteando la posibilidad de adquirir "dos o tres más porque la ampliación a cinco paradas en superficie, cuando había tres, y el movimiento previsto en hora punta nos llevará a reforzar el servicio".
También se está planteando la posibilidad de dejar ´durmiendo´ uno o dos de los trenes en la estación del Martín Carpena todos los días. El objetivo es reducir los viajes vacíos para iniciar el servicio y pueda comenzar en hora desde la cabecera de línea ahorrándose el traslado.
Los talleres forman una parte esencial de este complejo. Tendrá seis líneas de trabajo para la reparación de trenes, aunque con distintas funciones. Dos vías darán la posibilidad de levantar los trenes para sacar los bogies, es decir las ruedas de estos vehículos ferroviarios. Otras dos vías estarán dotadas de una plataforma en altura para trabajar sobre el techo de los trenes, donde se sitúan los principales elementos de tracción y eléctricos del vehículo.
También habrá una vía con foso para perfilar las ruedas de los trenes y una última vía para trabajos de chapa y pintura. El edificio de los talleres también acogerá una pequeña entreplanta para oficinas, almacén y aulas de formación.

Puesto de control
Este edificio acoge todos los sistemas para controlar la red de metro. Es el verdadero cerebro de esta infraestructura. La sala central tendrá un cuadro resumen de las líneas y si estado. Pero no será el único elemento. Los operarios controlarán todos los sistemas desde su pantalla: la videovigilancia de las estaciones y de los trenes, el funcionamiento de ascensores y escaleras mecánicas, las alarmas contraincendios, la situación de los trenes, su velocidad y el sistema de venta de billetes.
El Puesto Central de Control será fundamental para toda la red, que dará trabajo a 180 personas, de las cuales un tercio serán conductores. Además habrá unos 40 trabajadores para atender las 15 paradas y el equipo de mantenimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

12 de diciembre

Inscríbete gratis al Málaga City Hub

Málaga Cityhub es una cita para dar con las claves para prosperar en materia de formación, innovación, emprendimiento o energía en la ciudad

 

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp