20 de septiembre de 2010
20.09.2010
Comercio

El nuevo mercado del Carmen se abrirá al público antes de Navidad

La obra terminará en noviembre y el traslado de los puestos se realizará a principios de diciembre

20.09.2010 | 07:00
Las obras del mercado están muy avanzadas y se terminarán en poco más de dos meses.

El nuevo mercado del Carmen afronta la fase final de sus obras, un complejo proyecto que comenzó con la construcción del aparcamiento subterráneo sobre el que se asienta la nueva zona comercial. La concejala de Comercio, Purificación Pineda, explicó que los trabajos de construcción del edificio están cumpliendo los plazos previstos y que el traslado se podrá realizar a principios de diciembre, de forma que las nuevas instalaciones estén completamente operativas antes de las fechas navideñas.
Pineda subrayó que se quiere aprovechar el puente de la Inmaculada para realizar el traslado de los puestos a su nuevo edificio y evitar que las labores de mudanza supongan la pérdida de días de venta a los comerciantes de estos puestos.
«Está previsto que todo esté terminado para finales de noviembre», afirmó la concejala de Comercio, quien apuntó que las nuevas instalaciones tendrán menos módulos que las actuales «porque se han habilitado sólo los puestos que están abiertos» y que ascienden a 90.
La Gerencia de Urbanismo, por su parte, tiene previsto iniciar en breve la urbanización de la calle que une el nuevo edificio residencial de la calle Eslava con La Serna. Estos trabajos son relativamente sencillos, como aseguró el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, quien se comprometió a que la urbanización se haya completado a finales de noviembre para que se puedan cumplir con los plazos de traslado.
«Es una obra muy rápida, porque la calle está prácticamente urbanizada y sólo quedaría poner la solería», indicó el edil, quien adelantó que se iniciarán estos trabajos en octubre.
Con la construcción del mercado se termina un proyecto complejo que ha tenido dos fases y que se inició en octubre de 2008. La primera se completó con la inauguración en junio del aparcamiento subterráneo para residentes de cinco plantas, con 444 plazas. Mientras tanto, las obras del mercado continuaron en la superficie, con un edificio de dos plantas que está ya en la última fase de la obra.
El proyecto del mercado establece que la zona comercial quede en la planta baja, mientras que la primera planta tendrá un uso social. Cada uno de los dos pisos de la nueva edificación dispone de unos 1.700 metros cuadrados.
La planta superior reserva un espacio para la junta de distrito y para el área municipal de Participación Ciudadana. Además se reservará otra parte del espacio para que sea gestionada por los comerciantes del mercado, que tienen el proyecto de instalar una ludoteca y disponer de una sala para reuniones.
La inversión específica para este edificio es de unos cinco millones de euros, a los que hay que sumar una cantidad similar por la construcción del aparcamiento, que tuvo que alterar su diseño inicial para incorporar la muralla de la época almohade descubierta en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook